lunes, 20 de febrero de 2012

Real Archicofradía de Hijas de María de Lourdes y Asociación de Nuestra Señora de Lourdes, de Valladolid. La Procesión de Octava en la Iglesia Parroquial de San Ildefonso.



Nuestra Señora de Lourdes (Ramón Núñez, 1917)
Iglesia Parroquial de San Ildefonso
Valladolid


En una entrada anterior (Nuestra Señora de Lourdes en Valladolid) quedaron expresados los hitos más destacados de los acontecimientos ocurridos en Lourdes. Ahora, es necesario recuperar uno de ellos, la Coronación Solemne de la Imagen de Nuestra Señora de Lourdes, acaecida el 3 de julio de 1876 y la estatua que de esta advocación y en recuerdo de dicho acto se levantó en 1877 en la explanada de este Santuario.

Pues bien, ya en el año 1877 hay constancia de la celebración de una Novena en honor a Nuestra Señora de Lourdes en Valladolid, que tuvo lugar en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, repitiéndose en el mismo lugar al año siguiente.

En la iglesia parroquial de San Andrés da principio una Novena Misión en honor de Nuestra Señora de Lourdes, por la mañana á las cinco y media se dirá misa rezada en la cual se esplicará lo referente al santo sacrificio, á las nueve será la mayor recitándose a continuación la Novena, por la tarde á las cinco y media se rezará el Rosario y Novena y por último habrá una esplicación doctrinal, son sermón de Misión de los que se hallan encargados el Sr. Penitenciario de la Santa Iglesia y los P.P. de la Compañía de Jesús” (El Norte de Castilla, 2 de febrero de 1877). No se menciona asociación ni archicofradía como organizadora.

En 1878 se repite la novena a Nuestra Señora de Lourdes en San Andrés, comenzando el 9 de febrero hasta el 17 del mismo mes, a las nueve misa con novena y a las cuatro y media de la tarde, rosario, novena, explicación y gozos.

Ya al año siguiente, el 15 de agosto de 1879, con motivo del día de la Asunción, se mencionan los cultos a Nuestra Señora de Lourdes en la Iglesia Parroquial de San Ildefonso, a las siete y media de la mañana se celebró misa de comunión general, a las diez hubo la misa mayor con S.D.M. manifiesto y sermón; por la tarde, a las cinco y media Rosario y completas a dos coros y reserva. En esta fecha, 15 de agosto de 1879, es cuando queda constituida la Asociación de Nuestra Señora de Lourdes, en esta Parroquia de San Ildefonso, germen de la actual Real Archicofradía, y es probable que ya estuviera entronizada alguna imagen de esta advocación mariana en dicho templo.

La descripción de la Capilla de Nuestra Señora de Lourdes en la Parroquial de San Ildefonso la proporciona Casimiro González García Valladolid (Valladolid, Recuerdos y Grandezas, Tomo II. Pág. 347): “En el lado de la epístola y en el crucero, se abre una gran capilla, de construcción moderna, dedicada á la Santísima Virgen de Lourdes; su imagen de talla ocupa el trono del retablo gótico que se alza en el testero […]”. Este retablo gótico se conservó hasta la construcción e inauguración de la Gruta en 1916. Al año siguiente se encontraba en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario (Barrio de La Rubia)

En 1881 se anuncia los cultos, en este caso un “sagrado novenario y Santa Misión” que dio comienzo el 4 de febrero, con una procesión que partió a las cinco de la tarde desde la Iglesia de San Juan de Letrán, hasta la Parroquial de San Ildefonso. El último día de la Novena-Misión, a las ocho de la mañana hubo misa de Comunión General y a las diez, misa mayor solemne con S.D.M. manifiesto por celebrarse el jubileo de las Cuarenta Horas. Este mismo año, la misma asociación o Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes, celebró un solemne Triduo en honor de Nuestra Señora en el misterio de su Asunción a los cielos, a mediados del mes de agosto

Este mismo año, 1881, se aprueba el reglamento de la Asociación de Nuestra Señora de Lourdes y Archicofradía de Hijas de María de Lourdes, la pertenencia a una u otra rama dependía del estado de la asociada. Así, las jóvenes que aún no habían elegido estado (ya fuera el matrimonio o el convento) formaban parte de la Archicofradía de Hijas de María y, una vez elegido estado, si contraían matrimonio pasaban a la Asociación de Nuestra Señora de Lourdes, y si iban a vida conventual tendrían otro tipo de obligaciones. Este tipo de Asociación de Hijas de María estaban también constituido en otras parroquias y capillas, pero es curioso que aquí tiene el rango de Archicofradía, hay que tener en cuenta los motivos por los que una Cofradía puede ser erigida en Archicofradía, estos son:

- Por su antigüedad.
- Por ser Cofradía por privilegios especiales.
- Por ser el resultado de la fusión de varias Hermandades.
- Por tener Carta de Filiación o de Hermandad con otra Archicofradía más antigua.

El breve periodo de tiempo transcurrido entre las apariciones y aprobación de las mismas y la fundación de la esta Archicofradía en Valladolid permite descartar alguno de los supuestos. Conviene pues, volver a mencionar la obra del sacerdote don Juan García, su Asociación de la Felicitación Sabatina y su estancia en Lourdes en 1867, donde con el Obispo de Tarbes, establecen en la capilla de Lourdes la una asociación piadosa, titulada Felicitación Sabatina a la Santísima Virgen Inmaculada, constando el deseo de erigirla en Archicofradía para admitir a los fieles de los todos los países. En junio de 1868 don Juan García es recibido por Pío IX con una carta del Obispo de Tarbes solicitando la erección en Archicofradía de la Felicitación Sabatina y su establecimiento en la Basílica de la Inmaculada Concepción de Lourdes. El Pontífice accedió a ello por medio del Breve Postquam elapso, de 14 de julio de 1868, y en otro Breve de la misma fecha, concede a la archicofradía las mismas indulgencias, gracias y favores de los que gozaba la Asociación Primaria de la Felicitación Sabatina de Valencia.

Así pues, dos podrían ser las hipótesis que llevarán a que las Hijas de María de Lourdes ostentarán el título de Archicofradía:

  • Por agregación a la Archicofradía establecida en Lourdes por don Juan García y el obispo de Tarbes, Monseñor Bertran Severo Laurence.
  • O Bien, por agregación a la Archicofradía Prima Primaria de las Hijas de María.


Como señaló D. Javier Burrieza Sánchez en su conferencia sobre la Devoción a la Virgen de Lourdes en Valladolid, impartida en la Parroquia de San Ildefonso el 10 de febrero de 2014 (enlace), la Cofradía de Nuestra Señora de Lourdes tenía dos misiones: Por un lado, la oración y por otro una labor evangelizadora:

  • Oración.- Orar por los pecadores, rezar el Rosario y la oración por los enfermos.
  • Evangelizadora.- Cada congregante debe ser un agente de María Santísima que quiere que vayan todos a Ella a fin de atraer a la Asociación todas las jóvenes de la parroquia y no descansar hasta que todas las honradas y cristianas pertenezcan y sean Hijas de María.

Y añade también el estilo de vida del cofrade según el reglamento de 1881, siendo sus obligaciones:

  • Rezar diariamente el Rosario, preferiblemente en familia o en la iglesia delante del Santísimo Sacramento.
  • Abstenerse de proferir blasfemias.
  • Si el asociado tenía cargo de responsabilidad, procurar que las blasfemias no estuviesen presentes ni en su familia ni en su empresa.
  • Santificar las fiestas.
  • Procurar los ayunos y las penitencias.
  • Como penitencia sería bueno besar cada la tierra con espíritu de humildad como la Virgen indicó a Bernardita.
  • Cada semana hacer una ligera privación (ejemplo el miércoles o el sábado)
  • Cada año ayunas un día además de los de precepto, que puede ser el 7 de diciembre, víspera de la Inmaculada, y, en caso de no poder ayunar, hacer otra mortificación.
  • Tener cuidado con los libros prohibidos, folletos, periódicos, que no sean probados católicos y, si hay alguna duda, consultar al confesor.


En 1883 anuncia cultos similares en febrero y en agosto, si bien es cierto que no hay mención a la Procesión que hemos visto al inicio de la Novena. Hay que hacer constar que en el anuncio de la estos cultos se recoge el nombre de Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes.

Como novedad el 15 de agosto de 1883, destaca que por la tarde, a las seis, se anunciaba que salía por primera vez la Procesión de Octava, recorriendo las principales calles de la parroquia, de la que también hay constancia en los años sucesivos (hasta 1898). Gracias a lo publicado en 1895 conocemos su recorrido, por Paseo de Sancti Spiritus, San Juan de Letrán y Acera Recoletos en dirección al templo. A partir de 1899, la procesión del día 15 de agosto se hace por el interior del templo, celebrándose de esta forma hasta 1911 (incluido).

Esta Archicofradía celebraba el segundo domingo de cada mes (por la prensa ya se conocen al menos desde 1883), cultos solemnes en honor de Nuestra Señora de Lourdes. A las ocho de la mañana tenía lugar la misa de Comunión general, Por la tarde, a las cuatro se hacía la exposición del Santísimo, con Rosario, plática y visita a la Virgen en su altar, o en su Gruta, después de la inauguración de ésta, terminando con una salve cantada, durante la cual se besaba la Gruta.

En 1910, hay referencias a un Rosario de Velas en San Ildefonso, enmarcado dentro de los actos de acción de gracias con motivo de la Peregrinación a Lourdes que se hizo en el mes de julio de dicho año. Esto actos se celebraron el domingo 25 de septiembre de 1910, comenzaron a las ocho de la mañana con la Sagrada Comunión a los peregrinos y a todos los archicofrades y devotos de Nuestra Señora de Lourdes. Tras este acto, salió el Rosario de Velas que se desarrolló por la calle de San Ildefonso y la plaza Tenerías. Terminado éste, hubo Misa solemne con exposición de Su Divina Majestad y terminada la Misa bendición con el Santísimo seguida de Reserva, terminada la cual se impuso la medalla de la Archicofradía a todos los peregrinos. La imagen estaba situada en el lado de la epístola, dentro de una gruta con adornos hechos por el sacristán de San Ildefonso, don Cesáreo Puertas.

Se puede decir que el año más destacado será 1912, en el que la Archicofradía e Hijas de María de Lourdes, proyectaron para su fiesta del día 15 de agosto solemnes cultos a la Virgen Inmaculada en el Misterio de la Asunción.

Por la mañana, misas a las seis, siete (siendo ésta la de Comunión General), ocho y doce. A las diez de la mañana fue la Misa Solemne con exposición de Su Divina Majestad y sermón panegírico pronunciado por el M.I. señor doctor don Eustaquio Rodríguez, canónigo de la S.I.M.

Después de la Misa Solemne se bendijo un estandarte nuevo que para la catequesis de esta parroquia de San Ildefonso regalaron las Damas catequísticas y protectores de esta obra. El estandarte estuvo expuesto antes en los escaparates de los Sobrinos de Emeterio Miguel. Representaba la figura del Ángel de la Guarda acompañando a un niño apoyado en un bastón con el que tantea el terreno que pisa.

Por la tarde, a las seis y media, exposición de Su Divina Majestad, estación, rosario, visita a la Santísima Virgen, bendición con el Santísimo y Reserva. Posteriormente salió la procesión que recorrió las calles de San Ildefonso, paseo de Zorrilla, Paseo de Filipinos, Avenida de Alfonso XIII, Plaza de Zorrilla entrando en la iglesia parroquial de San Ildefonso

Las imágenes que participaron (según la crónica de Diario Regional) en esta procesión fueron: Niño Jesús de Praga, Ángel de la Guarda, San Fernando, rey de España – que era escoltado por una sección de soldados de ingenieros militares-, San Ramón Nonnato, Nuestra Señora de las Mercedes, Corazón de Jesús y Nuestra Señora de Lourdes

De esta misma celebración se recoge en El Norte de Castilla que la procesión salio a las siete de tarde. El recorrido es el mismo, añadiendo en la crónica que la procesión visitó los conventos de Sancti Spiritus y las Reparadoras. La procesión estaba formada por cuatro números de la guardia municipal montada al mando del Cabo Zurdo; niñas vestidas de blanco con estandartes alegóricos a los misterios del Rosario, imágenes del Niño Jesús (portado por cuatro niños), Ángel de la Guarda, San Fernando (escolta sexto mixto ingenieros), San Ramón Nonnato, Nuestra Señora del Carmen, San Ildefonso y la Virgen de Lourdes rodeada de grandes faroles.

Se puede apreciar diferencia en distintas imágenes Nuestra Señora de las Mercedes (o Nuestra Señora del Carmen), Sagrado Corazón y San Ildefonso. En cuanto a la primera, partamos de la base que a las dos advocaciones marianas se tributaba culto en esta parroquia, pero seguramente haga referencia a la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, que junto con la de San Ramón Nonnato procedía del convento de la Merced Descalza y que tras la exclaustración pasaron primero por San Juan de Letrán y finalmente a San Ildefonso.

Por otra parte, al ser la Procesión de Octava de la Parroquia, con sus Cofradías, Hermandades y Asociaciones es extraño que no formase la imagen del Titular de la Parroquia.

Hay referencia a la bendición de una imagen del Sagrado Corazón de Jesús en San Ildefonso, el 30 mayo de 1913 y un triduo por este motivo celebrado el 30 y 31 de mayo y 1 de junio.

En la Fiesta de la Asunción del año siguiente, el 15 de agosto de 1913, hubo misas rezadas por la mañana, a las 7 de misa de comunión general y a las 10 de la mañana se celebró la misa mayor con exposición de S.D.M.. Por la tarde a las 18:30 hubo exposición, Santo Rosario, visita a la Santísima Virgen, bendición con el Santísimo y reserva. Posteriormente, a las 19:15 salió la procesión de antorchas por la calle de San Ildefonso, Plaza de Zorrilla, Avenida de Alfonso XIII, Gamazo y Miguel Iscar entrando en la parroquia donde se terminará con una solemne salve. En la procesión, según la crónica publicada, la imagen de Nuestra Señora de Lourdes, fue llevada a hombros por alumnos del Colegio de Padres Agustinos. Participó la Banda de Música de Isabel II. La procesión fue presidida por el obispo electo de Jaca, don Manuel de Castro.

El 15 de agosto de 1914, durante la procesión de Antorchas, portando la imagen de Nuestra Señora de Lourdes, se fue cantando el Ave María, terminando con la Salve en la Iglesia.

Es de destacar, como se hará en otras ocasiones, el cuidado que se ponía en la elaboración de altar de cultos para la Novena de febrero, mencionemos como ejemplo la reseña recogida en el Diario Regional de 11 de febrero de 1916: “En estas breves líneas no podemos menos de consignar el encantador aspecto que presenta el altar mayor viéndose en lo más elevado a la Santísima rodeada de luces y flores y en la parte baja a la pastorcita humilde las orillas del Gave, que tuvo la dicha de saludar a la Reina de los Cielos”.

En este mismo año, 1916, no hay procesión de antorchas el 15 de agosto, se trasladó al mes de octubre como uno de los actos programados para la inauguración de la reproducción de la Gruta de Lourdes que estaba construyendo Ramón Núñez en la Iglesia Parroquial de San Ildefonso. Dicha Gruta, de la que trataremos en otra ocasión, fue bendecida e inaugurada el 29 de octubre de 1916, por el Obispo Auxiliar, don Pedro Segura.

En 1916, los cultos mensuales se siguen celebrando el segundo domingo de cada mes. En el mes de noviembre de aquel año, ya inaugurada la réplica de la Gruta, los cultos consistieron en: A las ocho de la mañana misa de comunión general; a las cuatro de la tarde se hará la exposición del Santísimo, con Rosario, plática y visita a la Virgen en su gruta, terminando con una salve cantada por el coro de señoritas de la congregación.

Desde 1917, esta Archicofradía tiene el título de Real, merced a la inscripción como Hermanos Mayores de los reyes D. Alfonso XIII y Dª. Victoria Eugenia. (El Norte de Castilla, 05/08/1917).

El 2 de febrero de 1919, en una solemne ceremonia que dio comienzo a las 16:30 en la Iglesia Parroquial de San Ildefonso, el obispo auxiliar bendijo una nueva aureola costeada por la Real Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes, para la imagen de su Patrona. El acto terminó con el canto de la Salve interpretada por el coro de señoritas de la Archicofradía, y en la crónica se destaca el adorno tanto del altar mayor de la parroquia como de la gruta de la capilla de Lourdes.

Ya en estos años no se celebra la Procesión por el exterior del templo el día 15 de agosto, se hace dentro haciendo la visita de altares y tras la Reserva, se efectúa la ceremonia de besar la Gruta. Por otro lado, como acto final de la novena de febrero se hace otra procesión por dentro de la iglesia cantando el “AVE” de Lourdes, hasta la Gruta donde se entonaba la Salve popular y se finalizaba besando la Gruta.

Como anécdota en esta Archicofradía podemos citar, tal vez como método de recaudar fondos, la rifa que celebraron en marzo de 1921 (probablemente la hicieran también otros años), así recogida en la prensa local: “A la rifa de una bonita gruta de Lourdes que la Real Archicofradía del mismo título hará el día 13 de Marzo hay que añadir una preciosa imagen del niño Jesús, constituyendo un solo lote”.
Los años siguientes no suponen muchos cambios en la actividad de la Archicofradía: sus cultos en febrero (novena), agosto (Asunción) y diciembre (Inmaculada); los cultos mensuales que en la década de los años 20 (siglo XX) se pasan al día 11 de cada mes; la procesión por el interior del templo, ya sea de Antorchas con la imagen de Nuestra Señora de Lourdes el día 11 de febrero, o bien la Sacramental con visita de altares el 15 de agosto, junto con los otros recogidos en sus estatutos y reglamento.

El 11 de julio de 1929 tiene lugar nuevamente la celebración conjunta de acción de gracias por la peregrinación la Hospitalidad y la Real Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes.

También celebró esta Archicofradía cultos en honor de Santa Bernardita, como ejemplo, se recoge a continuación los programados en su fiesta del día 16 de abril de 1941: “Fiesta de Santa Bernardita en San Ildefonso. A las 8:30 misa de comunión en el altar de la gruta. Por la tarde Exposición, Estación, Rosario, oración a Santa Bernardita y sermón que predicará el señor don Pascual Arroyo, S.J. Bendición con el Santísimo y reserva. Terminada ésta se hará la procesión con la imagen de la Santa por el interior del tempo. Archicofradía e Hijas de María de Lourdes”. (Diario Regional, 15 de abril de 1941).

En esta década de los años 40 sigue habiendo referencias a la Procesión con la imagen de Nuestra Señora de Lourdes por el interior del templo el día 11 de febrero, así como la Procesión Sacramental con visita de altares el día 15. Muy probablemente, estas costumbres acabarían hacía la década de los 60.

Estandarte.
Real Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes.
Iglesia Parroquial de San Ildefonso.
Valladolid.

En la actualidad aún existe esta Real Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes, en la Parroquia de San Ildefonso. Tiene nuevos Estatutos aprobados el 11 de abril de 2013. En cuanto a cultos, realiza la novena anual como preparación a su fiesta del 11 de febrero, realzada desde 2014 con la celebración de un Rosario de las Velas por las calles de la Parroquia, portando la imagen de Nuestra Señor de Lourdes. En cuanto a imágenes, aparte de la que se encuentra expuesta al culto en la iglesia, realizada por Ramón Núñez, en 1917, de mayor interés artístico, se conserva otra, que hasta hace no muchos años se colocaba durante la novena, realizada en escayola o yeso policromado, de carácter seriado.

Nuestra Señora de Lourdes.
Real Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes.
Iglesia Parroquial de San Ildefonso.
Valladolid.


No hay comentarios:

Publicar un comentario