viernes, 9 de noviembre de 2012

La Solemnidad del Corpus Christi en Valladolid: la gran fiesta de la ciudad


Santísimo Sacramento en la Custodia procesional de Juan de Arfe, saliendo de la S.I. Catedral de Valladolid.
Procesión del Corpus Christi, año 2007.
(Fotografía: F.J. Juárez)



I.- Cultos y Preparativos

Toda la ciudad y en especial las Parroquias con sus Cofradías y Asociaciones se volcaban en la celebración de la Solemnidad del Corpus Christi. Se hacían visitas entre el Cabildo Catedral y el Ayuntamiento de la ciudad para tener todo previsto para el momento en que el Santísimo Sacramento saliese a las calles de Valladolid. La prensa, por su parte, también se hacía eco de estos actos publicando el Decreto del Arzobispado con las normas y recomendaciones, así como la planta de procesión o también los anuncios de las distintas Cofradías que convocaban a sus hermanos a la participación.

Son realmente interesantes las disposiciones de estos Decretos para la organización de la Procesión General del Corpus Christi. En ellas se encargaba a los curas párrocos y ecónomos que procurasen que las Cofradías y Asociaciones de sus respectivas parroquias asistiesen a la Procesión y a la vela al Santísimo durante la celebración de la Octava. Se indicaba también que en la procesión la cruz parroquial fuese acompañada de un coadjutor por parroquia, “cuidando de que marchen los asistentes en filas, con paso grave y sin claros. A la procesión concurrirá con cada parroquia todo el clero adscripto y residente en las mismas, alumbrando con velas, que facilitará la Fábrica parroquial”. También se preveía la vela al Santísimo en la Catedral y la ausencia de Exposición del Santísimo (salvo excepciones) en otros templos mientras durase la Octava. Finalmente se incluía el orden de la procesión, el recorrido que iba a efectuar y en muchos casos la petición de adornar calles y balcones como homenaje al Santísimo Sacramento a su paso por la ciudad.

El mismo jueves del Corpus Christi comenzaba a celebrarse en la S.I. Catedral un octavario, también conocido como la Octava del Corpus. Durante esos ocho días, hasta el jueves de la semana siguiente, el Santísimo era velado por los canónigos y beneficiados, y por miembros de las diferentes Hermandades. Cabe mencionar que las parroquias instaban a las Asociaciones y Cofradías establecidas en las mismas a que visitaran en la Catedral al Santísimo (“Los señores presidentes y directores de las Cofradías, Ordenes Terceras y demás asociaciones piadosas que con laudable celo acostumbran hacer la vela en la S.I.M. todos los días de la Octava, cuidarán de organizar el domingo próximo á la Festividad, los turnos oportunos, para lo cual pueden recoger con anterioridad en este Provisorato las hojas que cada Asociación necesite para consignar los referidos turnos”). Los cultos solían consistir en Misa conventual a las 10 de mañana, estando S.D.M. expuesto todo el día y en estos días podría ganarse el Jubileo de las Cuarenta Horas. A las 17:30 estación rosario, procesión por el interior del templo, terminándose con reserva solemne. El último día los cultos revestían de mayor brillantez, comenzando a las cuatro de la tarde con el canto de la Liturgia de las Horas; a continuación se organizaba la procesión por el interior del Templo, llevándose al Santísimo en el carro triunfante, con visita de altares, yendo revestidos los canónigos y beneficiados de capas pluviales y cantándose escogidos motetes por la capilla de música; terminaba el acto con la Bendición y Reserva.

Se ha indicado anteriormente que, durante la celebración de la Octava, no se exponía el Santísimo Sacramento en otros templos, salvo excepciones. Estas excepciones venían publicadas también en el Edicto del Corpus: “Durante la Octava de dicha solemnidad, no se expondrá el Señor, fuera de la S.I.M.; exceptuándose de ésta disposición: a) La función que acostumbra á celebrarse en la parroquia de San Miguel de esta ciudad, el viernes después de la festividad del Corpus; b) las iglesias de las religiosas que por su Instituto están obligadas á exponer diariamente á S.D.M., con tal que las iglesias dichas tengan las puertas cerradas”. Y finalmente “supuestas las anteriores excepciones, no se celebrará tampoco ninguna función solemne mientras dure la exposición en la Santa Iglesia Metropolitana que será desde las nueve y media de la mañana hasta las seis de la tarde”.



II.- Recorridos y horarios

Juan Agapito y Revilla señala que cuando la Procesión del Corpus salía de la Colegiata, conocida como Iglesia de Santa María la Mayor o Iglesia Mayor, “salía la procesión por la puerta principal que daba a las Cabañuelas, y bajando por éstas, llegaba a la plaza del Almirante (c. de las Angustias), y metiéndose por el Cañuelo (primer tramo que luego e incorporó a la calles de Cantarranas), seguía por ésta, por la Costanilla, Ochavo (cuando se hizo la plazuela después de 1561), Lonja y Lencería a la Plaza Mayor, de donde partía en seguida por la acera de San Francisco, calle de la Sortija (Ferrari), Espaderos (Fuente Dorada), Orates (Cánovas del Castillo), y bajando por León de la Catedral entraba a la iglesia Colegiata subiendo por Cabañuelas”.
Y continua el mismo autor “En uso ya la Catedral actual la procesión se presentaba por la puerta principal, la de la calle de la Obra, bajaba por Portugalete, atravesaba la plazuela de las Carnicerías (luego de la Libertad y hoy de Onésimo Redondo), en lo que quedó del Cañuelo, entre esta plazuela y Cantarranas, ésta calle, y llegaba a la Plaza Mayor y de ellas salía como en el anterior itinerario antiguo, entrando, es claro, a la Catedral bajando por León de la Catedral y subiendo por la de la Obra”.

Por otro lado, otro recorrido frecuente la Procesión del Corpus, recogido por Lourdes Amigo es calles de la Obra (Arribas), Orates (Cánovas del Castillo), Fuente Dorada, Platería, Cantarranas (Macías Picavea), Plazuela del Almirante (Angustias), Calle de Esgueva, Calle de la Parra (Duque de Lerma) y Plaza de Santa María (Universidad).

En al año 1841, a raíz del hundimiento de la torre de la Catedral (31 de mayo de 1841), el Cabildo acordó celebrar la fiesta y Octava del Corpus en la Iglesia del Convento de Santa Cruz (Comendadoras de Santiago), aquel año la procesión salió desde aquella iglesia recorriendo las calles de Santiago, Plaza Mayor, Fuente Dorada, Guarnicioneros, Ochavo, y Lencería (hasta el Convento de las Comendadoras seguiría por Plaza Mayor y Santiago, como describe Hilarión Sancho). Mientras la procesión diaria de octava se hacía alrededor de la iglesia y claustro del convento.

En la segunda mitad del siglo XIX, el recorrido habitual era Arribas, Plazuelas de Portugalete y de la Libertad, calles del Cañuelo, Cantarranas, Platerías, Lonja, Lencería, Plaza Mayor, Acera de San Francisco, calles de Orates y Catedral, regresando a la Santa Iglesia donde quedaba disuelta.

Un cambio importante se anuncia para la procesión del Corpus en 1883: “El Ilmo. Cabildo Metropolitano de esta ciudad ha participado al municipio que la procesión de Corpus Christi, se celebrará en este año y en los sucesivos durante las horas de la tarde, según autorización concedida al efecto por Nuestro Santísimo Padre León XIII á petición del Excmo. Sr. Arzobispo de esta Diócesis (El Norte de Castilla, 23/05/1883). La procesión del Corpus fue el 24 de mayo a la 5 de la tarde. Hasta ese año, la Procesión salía a las 10 ó las 10:30 de la mañana. A partir de este momento será habitualmente a las 6, 6:30 o las 7 de la tarde.

Hacia finales de siglo se amplía el recorrido, así en 1895 fue por Arribas, Plaza de Portugalete, Cañuelo, Cantarranas, Platerías, Lencería, Plaza Mayor, Acera de San Francisco, Quiñones, Duque de la Victoria. Alfonso XII, Regalado, Orates, Núñez de Arce y Cascajares para terminar en la Catedral.

En 1903 el Ayuntamiento pide que la procesión salga por la mañana pero el prelado dispone que continúe celebrándose por la tarde. 

Las calles por las que discurrirá la procesión en la primera mitad del siglo XX, serán, habitualmente: Arribas, Portugalete, Plaza de Onésimo Redondo, Macías Picavea, Platerías, Ochavo, Lonja y Lencería hasta la Plaza Mayor (donde, como veremos más adelante, en la terraza del Ayuntamiento se impartía la bendición con el Santísimo Sacramento), continuando  por las calles de Santiago, General Mola, Regalado, Cánovas del Castillo y Cascajares hasta la Catedral, para finalizar con la bendición y Reserva Solemne del Santísimo Sacramento.

Como hemos visto, desde 1883 cambia de horario, y  así, con la procesión por la tarde se llegará hasta 1964 en que salió a las seis de la tarde. Al año siguiente, 1965, pasa a celebrase por la mañana saliendo a las 11.

El recorrido en las últimas décadas del siglo XX y hasta el año 2009 solía ser: Cascajares, Canovas del Castillo, Fuente Dorada, Ferrari, Plaza Mayor (sin dar la vuelta), Santiago, General Mola (Constitución), Regalado, Cascajares. 
En el año 2010 varía el recorrido, partiendo de la S.I. Catedral continuó por Arribas, Plaza de la Libertad, Macias Picavea, Conde Ansúrez, Plaza del Val, Sandoval, San Benito, Correos, José Antonio, Jesús, Plaza Mayor, Manzana, Cebadería, Val,  Plaza del Val, Conde Ansúrez, Macias Picavea, Plaza de la Libertad y Arribas hasta la S.I. Catedral. Este año se recupera la costumbre de colocar altares en esta Procesión, levantando uno la Penitencial de la Santa Vera Cruz y otro la Penitencial de Jesús Nazareno en sus respectivos templos.

Al año siguiente, 2011, el recorrido se modifica ligeramente, partiendo de la Santa Iglesia Catedral Metropolitana siguió por Arribas, Plaza de la Libertad, Macias Picavea, Conde Ansúrez, Plaza y Calle del Val, Plaza del Corrillo, Cebadería, Jesús (donde la Insigne Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno  instaló un altar a la puerta de su templo penitencial presidido por la Imagen de San Pedro Regalado, Patrón de Valladolid), Plaza Mayor, Ferrari, Plaza de la Fuente Dorada, Cánovas del Castillo y Cascajares para terminar en la Santa Iglesia Catedral. 

Y un cambio más se produce en 2012, acortando el recorrido y recuperando en buena parte el que hacía la Procesión hasta el año 2009. Así saliendo de la Santa Iglesia Catedral continuó por Arribas, Catedral, Cánovas del Castillo, Plaza de Fuente Dorada, Ferrari, Plaza Mayor, Santiago, Constitución, Regalado, Cánovas del Castillo, Catedral, Arribas finalizando en la Santa Iglesia Catedral.

Es preciso hacer constar que la situación de las calles por las que tradicionalmente transcurría la Procesión del Corpus ha cambiado y en la actualidad muchos de sus edificios están destinados a uso comercial, oficinas, etc., y ya no tanto de vivienda, y eso se deja ver también en la procesión de la que estamos tratando. También, el centro de Valladolid posee plazas y calles de gran belleza que realzarían de alguna manera la procesión. Como ejemplo, se propone el siguiente recorrido: partiendo de la S.I. Catedral, Arribas, Cardenal Cos, Plaza de la Universidad (o de Santa María), Arzobispo Gandásegui, Echegaray, Angustias, Alonso Berruguete, San Juan de Dios, Leopoldo Cano, Arces, Guadamacileros, Platerías, Cebaderia,  Correos, José Antonio Primo de Rivera, Jesús, Plaza Mayor, Pasión, Plaza de Santa Ana, María de Molina, Héroes del Alcazar de Toledo, Constitución, Regalado*, Cascajares y S.I. Catedral. 

* Otra opción desde ese punto es seguir por: Regalado, Teresa Gil, San Felipe Neri, Plaza del Salvador, Magaña, Regalado, Cascajares a la Catedral

Este u otro recorrido por lugares o monumentos emblemáticos del centro de la ciudad podría posibilitar altares (costumbre recuperada en 2010) en: Plaza de la Universidad, Antigua, Angustias, Arzobispado, Vera Cruz, Jesús, Santa Ana, Santiago, San Felipe Neri (y también en el Salvador, Esclavas), elementos estos que realzarían la procesión (como ya se ha visto tanto en esta procesión como en otras en las que se han levantado altares en el recorrido). Estos altares podrían ser los lugares indicados para la participación de coros interpretando motetes y villancicos dedicados al Santísimo Sacramento, haciendo en los mismos actos de Adoración Eucarística.



III.- La Bendición desde la Terraza de la Casa Consistorial

En 1922 comienza a realizarse la Bendición con el Santísimo desde la terraza de la Casa Consistorial, donde se instalaba un lujoso altar con la imagen del Patrón de Valladolid, San Pedro Regalado.
Este acto siguió celebrándose los años siguientes y, de nuevo gracias a las prensa local de 1927, sabemos como era la ceremonia: 1º.- A todos los fieles, especialmente a los miembros de las asociaciones piadosas que no tomen parte en la procesión, se les ruega que estén en la Plaza Mayor á las ocho de la tarde, siendo de desear que lleven los distintivos de sus respectivas asociaciones. 2º.- Al llegar la carroza con el Santísimo Sacramento, se entonará el popular “Altísimo Señor”. 3º.- Al colocar la custodia en el altar preparado sobre la terraza de la Casa Consistorial, la capilla de la Santa Iglesia Metropolitana entonará el “Tantum Ergo”. 4º.- Después de la bendición, que dará desde la terraza el señor arzobispo, se entonará el himno del Congreso Eucarístico Nacional. 5º.- Mientras se coloca la custodia en el Carro triunfal, se volverá á cantar el “Altísimo Señor”, terminando con esto el homenaje en la Plaza Mayor. Para dar unidad á los cánticos, todos serán iniciados por la banda de música. (El Norte de Castilla, 15/06/1927).

Según la crónica del Corpus del año 1943 (El Norte de Castilla) se levantó un altar en la terraza de la Casa Consistorial con la imagen del Beato Simón de Rojas.

De esta costumbre la de Bendición desde la Casa Consistorial hay constancia hasta mediados de los años 60. Concretamente en 1964, último año que se celebra la procesión por la tarde, este acto de homenaje y bendición desde el Ayuntamiento sí que aparece en el Edicto, mientras que en el de 1965, cuando se ha trasladado la procesión a la mañana, este acto ya no aparece, mencionando sólo la bendición al final de la Procesión.



IV.- Presencia del Ejército en la Procesión

En 1768 reinando Carlos III se publican unas Ordenanzas donde se establecen las normas de las actividades de sus ejércitos. Entre éstas se encuentran regulados los honores militares que se deben al Santísimo Sacramento cuando lo lleven por la calle, al que presentarán armas y el tambor tocará la marcha, y al pasar por delante de la tropa "se le rendirán poniendo la rodilla derecha en tierra, quitándose el sombrero o gorra, y cubriendo con él la llave [del arma]", debiendo luego acompañarlo dos soldados "con sus armas afianzadas". Cuando se trate del día del Corpus, "se ejecutará lo mismo", marchando una compañía de soldados armados pero sin gorra "a los costados del palio". Éstas serán recogidas también en la nuevas Ordenanzas del Ejército del año 1901.

En las crónicas publicadas en la prensa local hay mención a la presencia de las tropas ya sea cubriendo el recorrido de la procesión, escoltando al Santísimo Sacramento, también dando escolta a la imagen de San Fernando (cuando participaba en la Procesión) y/o interpretando música.

Así, por ejemplo, en 1869  se indica que “Los cuerpos de la Guarnición cubrirán la carrera (el recorrido fue: Cañuelo, Cantarranas, Platerías, Lonja, Plaza de la Constitución, Fuente Dorada, Orates y León de la Catedral), y participó la Banda del Regimiento de San Quintín.

En 1875 se anuncia que “Terminada la procesión del Corpus se celebrará misa en la terraza de la Casa Consistorial para que puedan oírla las tropas formadas”.

De la escolta a la imagen de San Fernando, encontramos la crónica de 1907.- “Una escolta de ingenieros se colocará durante la procesión á la inmediación de la imagen de San Fernando, patrón del distinguido cuerpo”. Este mismo año se mencionan algunas marchas que interpretará la Banda de Isabel II: “Azahar y Flechas” de Milpager (debe hacer referencia a Álvaro Milpager Díaz, *Alcaraz, Albacete, 19/02/1840 – Elizondo, Pamplona, 28/01/1889) y “El Sagrario” del director señor Mateo. (El Norte de Castilla, 31/05/1907).

De principios del siglo XX encontramos fotografías y referencias en la prensa local a la Formación de las Tropas, siendo una de las más completas la del año 1911: 

Con motivo de la festividad del día de hoy, el Excmo. Sr. Capitán general ha dispuesto lo siguiente:

1.º Todas las fuerzas de la guarnición, vestirán de gala, izándose el pabellón nacional en los edificios militares.

2.º Las fuerzas que á continuación se indican de los regimiento 6.º Mixto de Ingenieros, Isabel II, Lanceros de Farnesio y 6.º Montado de Artillería, formarán á lo largo de la carrera que ha de seguir la procesión del Santísimo Corpus Christi, en la siguiente forma:

3.º Una compañía del 6.º mixto de Ingenieros con bandera, escuadra de gastadores y banda de tambores y cornetas se situarán delante de la Catedral formando en línea entre la desembocadura de las calles de Cascajares y de la Catedral. El resto de la fuerza se extenderá por las calles de Portugalete, Plaza de la Libertad, Macías Picavea y Platerías formando en dos filas por los costados de las calles y distanciados los hombres en forma que puedan cubrir la carrera en el trayecto que se les señala.
La Compañía del 6.º Mixto que forma delante de la Catedral, tan pronto sea rebasada por la procesión se incorporá á ella marchando detrás dando escolta á S.D.M. y destacando los gastadores al costado del Palio, según está prevenido

4.º La fuerza del Regimiento Lanceros de Farnesio, formando un escuadrón de 100 caballos se situará en la Plaza Mayor, extendiéndose en una fila con frente á la estatua del Conde Ansúrez, desde la esquina de la calle de Lencería hasta la entrada de la calle de Santiago á lo largo del frente del Ayuntamiento en el costado derecho del camino seguido por la procesión

5.º La fuerza del Regimiento  o infantería de Isabel II formando un batallón se extenderá en la misma forma que las compañías de Ingeniero á lo largo de las calles de Santiago hasta la esquina de la de Constitución, Alfonso XII, Regalado, Plaza de Orates y Cánovas del Castillo en donde apoyará la cabeza.

6.º La música de este regimiento una vez que esté en su puesto de formación, marchará á colocarse al costado derecho de la compañía del 6.º regimiento mixto que ha de dar la escolta al Santísimo marchando detrás de la procesión y delante de la compañía alternando en tocar con la banda de ingenieros.

7.º La fuerza del 6º montado de artillería formando dos baterías, se situará en columna á lo largo de la calle del Duque de la Victoria, colocando la cabeza en la esquina de esta calle con la de la Constitución.

8.º Las fuerzas se dirigirán á ocupar los puntos señalados por los sitios más cortos y practicables.

9.º Todas las fuerzas excepto la escolta de S.D.M. se reunirán por cuerpos á sus respectivos cuarteles tan pronto haya rebasado su frente la procesión.

10, Mandará la fuerza el coronel del 6.º Montado de artillería don Vicente Pérez Rubio quien llevará á sus órdenes el capitán de E.M.D. Nemesio Toribio de Dios.

11, El regimiento lanceros de Farnesio nombrará una escolta compuesta de un cabo y cuatro soldados para acompañar al señor Coronel jefe de la línea.

12, Todas las fuerzas estarán colocadas en sus puestos á las 17’45 del citado día.

13, Por el Gobierno militar de la Plaza se nombrarán las comisiones de los cuerpos y dependencias que hayan de asistir á la procesión y se dictarán las disposiciones complementarias que se estimen oportunas para cumplimiento de esta orden.

(Diario Regional, jueves 15 de junio de 1911)


Diez años más tarde, la distribución de las Tropa en 1921 fue:

  • Lanceros de Farnesio y Colegio de Caballería en la Plaza Mayor.
  • Las Baterías del segundo grupo del 14º ligero de Artillería en las Calles Mendizábal, Victoria y Teresa Gil.
  • Infantería tendida en doble cordón por las dos aceras de todas las calles que comprende el recorrido de la misma (jueves 26 de mayo de 1921, Corpus)



La presencia del Ejército en la procesión llega hasta la década de los 80 del pasado siglo XX, aproximadamente. Por ejemplo, en 1975 la Custodia con el Santísimo fue escoltado por la Guardia Civil, entre las Autoridades figuraban el Gobernador Civil de la Provincia, Presidente de la Audiencia Territorial. Fiscal Jefe de la misma, Gobernador Militar, Rector de la Universidad, Jefe Superior de Policía, Delegados de Hacienda, Trabajo, Información y Turismo, Vivienda, Sindicatos, Educación y Ciencia y Agricultura; Coronel Jefe del Sector Aéreo; Teniente Coronel de la Comandancia de la Guardia Civil. Y cerraba el cortejo una compañía del Regimiento de Infantería con bandera, banda y música.

Al año siguiente, en 1976,  según la crónica de la procesión publicada en el Diario Regional “cerraba el cortejo procesional una compañía del Ala número 47 de Aviación con estandarte, escuadra y banda de cornetas y tambores, y música del Gobierno Militar”. Se indica que el recorrido fue algo más corto que años anteriores.

Mientras que la crónica de 1977 dice que el Santísimo era escoltado por un piquete de la Guardia Civil a pie. A continuación del Santísimo iba el arzobispo acompañado del Vicario General de la Diócesis y provicarios, el pendón de la ciudad de Valladolid con la corporación municipal presidida por el alcalde escoltada por la Guardia Municipal con uniforme de gala. Cerraba el cortejo la Banda de Trompetas y tambores y Banda de Música del Gobierno Militar y una Compañía del Regimiento de Infantería de San Quintín.

Todavía en la Procesión de 1978 se menciona que la Guardia Civil daba escolta al Santísimo Sacramento, así como la presencia de Comisiones Militares tras el Guión Arzobispal



V.- Otros actos

La Solemnidad del Corpus Christi y su procesión como manifestación externa fue durante siglos la fiesta por excelencia de la ciudad. Las Parroquias, Comunidades Religiosas, Cofradías y Hermandades, Gremios y Autoridades participaban de una u otra forma en la procesión, ya fuera dentro de ella o en los preparativos y adorno de las calles para la misma. Las Parroquias y Cofradías portaban a sus imágenes titulares, al igual que las Órdenes Religiosas, y también se levantaban altares por las calles, se exornaba y entoldaba el recorrido. 

En determinados puntos del recorrido se escenificaban Autos Sacramentales, piezas teatrales alegóricas en las que se ensalzaba al Santísimo Sacramento y que tuvieron su momento de esplendor en los siglo XVI a XVIII, los lugares habituales eran a la salida de la procesión (frente a la Catedral), los Orates, la Plaza de Santa María (hoy de la Universidad), Ochavo, Platerías y la Plaza del Almirante. Dejaron de representarse en la Procesión en el año 1700, aunque continuaron en el Patio de Comedias hasta la definitiva prohibición de Carlos III en 1765. Esta es, por ejemplo, una de las prácticas que podrían recuperarse, tal vez no durante la procesión, pero sí en vísperas o el mismo día del Corpus Christi.

Había también un componente lúdico o festivo representado en la participación de figuras como la Tarasca o los gigantes y gigantillas (que denominaríamos gigantes y cabezudos), conservado en algunos lugares, como en Zamora. Se ejecutaban danzas, habitualmente de las denominadas de cascabel, un tanto más populares o expresivas que las de sarao (más aristócratas y estilizadas, propias de ambientes palaciegos). En 1781 dejan de salir los gigantes y las danzas, sería este el momento en el que, al igual que ocurre en el resto de España, se elimina de la procesión los elementos festivos o lúdicos, quedando sólo lo que recomendaba la liturgia.

En este último apartado cabe citar, además de todo lo indicado, los Actos de Exaltación del Corpus Christi y Exaltación de la Eucaristía, más habituales en nuestros días.

El domingo anterior al Corpus de 1974, tiene lugar por primera vez un Acto de Exaltación del Corpus Christi. Se colocó en el escenario del Teatro Calderón el Carro Triunfante con la Custodia de Juan de Arfe (fotografía pág. 14 del Diario Regional de 11/06/1974)

Por el Diario Regional de 24/05/1975 (pág. 10) se conoce el programa y lugar de celebración de la II Exaltación Literario-musical del Corpus Christi, Organizado por la Asociación Belenista Castellana, bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros Provincial de Valladolid, en la Iglesia de la Paz (PP. Capuchinos, Plaza España):
1ª Parte.- Disertación con el título “El pan de cada día” de María Teresa Iñigo de Toro.
2ª parte.- Orquesta sinfónica de Madrid, concierto Grosso en “re” menor de Vivaldi, bajo la dirección del maestro Vicente Spiteri; juntamente con la coral vallisoletana, ensayando bajo la batuta de Carlos Barrasa, ejecutará el Gloria, también de Vivaldi, con la colaboración de la Soprano Paloma Pérez-Iñigo y la mezzosoprano Carmen Sinovas.
El acto comenzó a las 22:30 de la noche el día 24 de mayo.

Actualmente, el tercer día del Triduo a Jesús Sacramentado que precede a la Solemnidad del Corpus Christi, tiene lugar el acto de la Exaltación de la Eucaristía,  organizado por la Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena, que en este 2012 ha celebrado su XXVII edición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario