jueves, 16 de agosto de 2012

Nuestra Señora de La Paz y del Buen Viaje de Antipolo. Santuario Nacional de la Gran Promesa.

Nuestra Señora de La Paz y del Buen Viaje de Antipolo (Filipinas)
Basílica Santuario Nacional de la Gran Promesa
Valladolid

 

Imagen regalada por Mons. Gabriel Martelino Reyes (*24/03/1892 - † 10/10/1952), Arzobispo de Manila entre 1949 y 1952.


La imagen, tras recorrer varios pueblos y ciudades de Filipinas, fue despedida en el Palacio Presidencial de aquella República por el Jefe de Estado y partió del archipiélago, haciendo parada en Roma el 24 de mayo de 1951, donde permaneció dos semanas y fue bendecida por el Papa Pío XII (ABC, 25/04/1951, pág. 21) incluso parece que por unos instantes ocupó el trono pontificio (El Norte de Castilla, 27/05/1951 y 29/05/1951).


Desde allí, fue trasladada a Madrid, donde llegó la madrugada del domingo 20 de mayo del mismo año (ABC, 19/05/1951, pág. 22), quedó depositada en Barajas hasta la mañana del día siguiente en que desde la plaza de Manuel Becerra fue llevada procesionalmente por las calles de Francisco Silvela y Lista, hasta la iglesia del Rosario (Padres Dominicos), donde se cantó un Te Deum seguido de misa con sermón.
Esa misma tarde, a las siete y media, comenzó un solemne triduo.
Según las crónicas (ABC, 22/05/1951, Pág. 25), la imagen llegó acompañada por el Obispo Auxiliar de Manila, monseñor Vicente Reyes; la señorita Ocampo, de las Damas Católicas de Filipinas, y el padre David Nucientes.
En el aeropuerto fue recibida la imagen y las personalidades que con ella vinieron por el embajador de aquella República en España, D. Manuel V. Morán, y su esposa; por el ministro de Filipinas, coronel Nieto, y toda la colonia de esta nación en Madrid.


La crónica de este acto publicada en el Diario Regional de 22 de mayo de 1951 repite algunos datos y completa la anterior: En la portada, fotografía de la imagen nada más ser bajada del avión, llevada por dos personas, en el aeropuerto de Barajas, donde llegó el día anterior (21 de mayo), fue trasladada a la iglesia de Nuestra Señora del Rosario (PP. Dominicos); en el viaje estuvo acompañada de 40 peregrinos desde Manila. En el avión también llegaron el embajador de Filipinas en España, don Manuel Morán: el obispo auxiliar de Manila, monseñor Vicente Reyes, acompañado de varios sacerdotes y familias filipinas hasta los 40 peregrinos. Al aeropuerto madrileño asistieron representaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Trabajo, Ayuntamiento de Madrid, con su teniente de alcalde, señor Gutiérrez del Castillo, numerosos vallisoletanos residentes en la capital de España, entre ellos el Director de la Compañía Telefónica, señor Mestre; delegado del Excmo. Sr. Arzobispo de Valladolid, don Emilio Álvarez; el capellán del Santuario, don José Ramírez y otras personalidades.
A las 10 de la mañana partió del aeródromo la comitiva, la imagen en automóvil descubierto, al llegar a la Plaza de Manuel Becerra se organizó la comitiva en la que figuraban las autoridades mencionadas más el ministro de Filipinas en Madrid, coronel Nieto; el ex rector de la Universidad de Santo Tomás de Manila, R. Padre Sancho; miembros de la colonia filipina, muchos vallisoletanos y multitud de madrileños. En procesión la imagen fue llevada a hombros por las autoridades asistentes. En la iglesia del Rosario se entonó un solemne Te Deum, seguido de misa por el rector del Santuario de la Gran Promesa, de Valladolid, predicando el cura párroco del Pilar, don Daniel Lamprade. Terminó con la Salve. Por la tarde comenzó el triduo.


Este mismo periódico se sigue haciendo eco de estos actos durante los días siguientes. Así, en el Diario Regional de 23 de mayo de 1951, puede verse en la portada, la Virgen de Antipolo procesionando a hombros de jóvenes de la colonia filipina por las calles de Madrid. Anuncia que la imagen llegará a Valladolid el domingo y que nuestro prelado sugirió al arzobispo de Manila esta representación del Mundo Hispánico Oriental. Se publica una alocución del arzobispo de Valladolid diciendo que “El día 24 de octubre del año próximo pasado dirigimos un mensaje al Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Manila” se le manifestaba la posibilidad de, con el deseo de convertir el Santuario en centro de devoción del Mundo Hispánico, se entronizase en las capillas de dicho templo una imagen de la Virgen de Guadalupe y otra de la Virgen de la Paz y Buen Viaje de Antipolo. El mismo arzobispo de Manila, como contestación al mensaje, viajó a Valladolid para visitar el Santuario.

El día 22 de abril, la imagen, reproducción exactísima de la original, hecha por un escultor filipino, después de recorrer gran parte de las Islas Filipinas, salió del aeropuerto de Manila. Desde Manila viajó a Roma, donde la comitiva fue recibida por su Santidad, quien bendijo la imagen. El 21 de mayo llegó a Madrid. Los días 21, 22 y 23 de mayo se celebró un triduo en su honor en Madrid. Llegará a Valladolid el domingo 27 de mayo (como vemos es un escrito, del Arzobispo firmado en Valladolid el 21 de mayo de 1951, que resume los actos ya celebrados y anuncia los de la llegada a Valladolid y entronización).


Nuestra Señora de La Paz y del Buen Viaje, de Antipolo, Filipinas (Detalle)
Basílica Santuario Nacional de la Gran Promesa
Valladolid



Portada del Diario Regional de 25/05/1951, anuncia la llegada de la imagen el domingo a la Iglesia de PP. Agustinos. Por la tarde, después de ser trasladada a la Plaza Mayor, se organizará la comitiva para llevarla al Santuario. Durante toda la noche del domingo al lunes se celebrará una Vigilia extraordinaria de la Adoración Nocturna. El lunes a las 7 de la mañana, S.E. Reverendísima celebrará una misa de comunión general; a las 11 misa solemne, y después de un Te Deum, la imagen será trasladada a su capilla, donde será entronizada. Finalmente se cantará la Salve.


Pero más interesante resulta lo publicado por el mismo Diario el 26 de mayo de 1951, víspera de la llegada de la imagen a Valladolid:

En el recibimiento en Valladolid, el Gobierno estará representado por el embajador, señor Marqués de Aycinema; también el embajador de Filipinas en España, don Manuel V. Morán, su esposa y el obispo auxiliar de Manila, A la 1 de la tarde en una carroza automóvil llegará a la Iglesia de los PP. Agustinos donde será recibida por las autoridades, se cantará la Salve y el Himno nacional filipino al Sagrado Corazón de Jesús. La misma caravana, precedida de un piquete de la Guardia Civil a caballo, trasladará a las cinco de la tarde a la imagen de la Plaza Mayor, en ese momento se echarán al vuelo las campanas de la ciudad. El arzobispo de Valladolid y los prelados de Salamanca y Palencia, cabildo metropolitano, párrocos, autoridades y representaciones oficiales esperarán a la imagen en la puerta del Ayuntamiento. En la terraza de hará la entrega oficial por parte del obispo auxiliar de Manila y contestación del arzobispo de Valladolid, concluyendo con la Salve.

Terminado el acto, procesión hasta el Santuario. Orden de la Procesión:
  1. Piquete de la Guardia Civil a caballo.
  2. Banda del Reformatorio “Doctor Gandásegui”.
  3. Colegios de niños y niñas, de doce en fondo.
  4. Señoras en filas de diez en fondo.
  5. Congregaciones Marianas y J.O.C. Femenina
  6. Acción Católica femenina, jóvenes y señoras.
  7. Congregaciones masculinas de Luises, Josefinos, etc., y jóvenes y hombres de la Acción Católica.
  8. Junta y Consejos diocesanos de Acción Católica.
  9. Clero secular y regular.
  10. Representantes filipinos presididos por el embajador de Filipinas en España.
  11. Carroza de la Virgen.
  12. Cabildo metropolitano.
  13. Presidencia litúrgica, formada por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo y Obispos.
  14. Representante del Gobierno.
  15. Autoridades y representaciones.
  16. Banda Militar.
 
Ya hemos visto que estaba previsto que la imagen llegara a la Iglesia de los Padres Agustinos Filipinos a las 13 horas, aunque llegó con una hora de retraso, este momento fue anunciado a la ciudad tocando las campanas de todos los templos y disparando cohetes y bombas de artificio. La caravana de coches llegó a Valladolid, procedente de Madrid, por la Pasarela. En e1 primer coche venían e1 vicario del arzobispado, ilustrísimo señor don Ángel Sánchez, y el canónigo de esta Santa Iglesia Metropolitana y rector del Santuario Nacional, muy Ilustre señor don Emilio Álvarez Gallego; en el segundo, el embajador del Gobierno de Filipinas en España, don Manuel V. Morán, con su esposa, que representaba al Jefe de Estado filipino; en el tercero, la Virgen de Antipolo, y en el cuarto coche, el obispo auxiliar de Manila, monseñor Vicente Reyes, que representaba al señor arzobispo de la capital de Filipinas.
Seguían después hasta 26 turismos y autocares ocupados por peregrinos filipinos y numerosos vallisoletanos residentes en Madrid.
 
Seguidamente de su llegada ante la iglesia de PP. Agustinos Filipinos, y una vez hechos los saludos y presentaciones de rigor, la venerada imagen de Antipolo, a hombros de jóvenes filipinos, fue trasladada al templo y colocada en el presbiterio, mientras las autoridades y representaciones se situaban en los sitiales preparados al efecto, cantándose a continuación por el coro del Colegio y la «Schola Cantorum» del Seminario, bajo la dirección del maestro García Blanco, el himno de la Virgen de Antipolo.
 
Una vez retiradas las autoridades, el numeroso público congregado en la iglesia y sus alrededores fue pasando ante la imagen para besar su manto, ricamente recamado de oro y valioso, así como la corona, pendientes, rosario y bastón de mando con que venia alhajada.
 
También estaba previsto que en este templo estuviera la imagen hasta la cinco de la tarde, sin embargo, la afluencia de fieles llevó consigo un retraso en su traslado hasta la Casa Consistorial. Desde los PP. Agustinos hasta a la Plaza Mayor, la caravana de automóviles que acompañaba a la imagen fue por el Paseo de Filipinos, Avenida del Generalísimo, Santiago y Plaza Mayor. Allí, en la terraza del Ayuntamiento tuvo lugar el acto de entrega de la Imagen a la ciudad de Valladolid por parte del obispo auxiliar de Manila al Arzobispo de Valladolid. Terminado el mismo, fue trasladada procesionalmente en carroza por la Acera de San Francisco, Fuente Dorada, Cánovas del Castillo, Cascajares, Arribas, Cardenal Cos, Plaza de la Universidad, Librería, Plaza de Santa Cruz y Alonso Pesquera hasta el Santuario Nacional, donde quedó expuesta sobre un altar portátil junto a la capilla mayor del Santuario. Ya por la noche, hubo una vigilia extraordinaria de la Adoración Nocturna, que duró toda la noche, en rogativa ferviente por Filipinas y por España.
 
Esta vigilia terminó a las siete de la mañana, con misa de comunión, celebrada por el señor arzobispo de Valladolid.
 
A las once de la mañana tuvo lugar una misa solemne, que fue predicada por el excelentísimo y reverendísimo señor don Vicente P. Reyes, obispo auxiliar de Manila. Terminada la misma, se entonó un Te Deum mientras la imagen era trasladada a su altar y entronizada en el mismo, concluyendo con el canto de la Salve.
 
Como un último apunte sobre la autoría de la imagen, aunque no se proporcione el nombre del autor, en el Diario Regional de 29/05/1951 se recoge que “Es obra de una artista filipino, como también lo es la ornamentación de la Capilla dedicada en el Santuario Nacional de la Gran Promesa a la Virgen Santísima de Antipolo”.
 
Los años siguientes se la tributaron cultos dentro de la Semana Filipina organizada por la Asociación de Universitarios Filipinos en España, bajo patrocinio del Instituto de Cultura Hispánica. Durante la misma, se celebraban conferencias, exposiciones, danzas y una peregrinación a Valladolid (organizada por el Circulo Filipino). Aquí los filipinos residentes en España rendían homenaje de devoción a su Patrona, la Virgen de Antipolo, entronizada en el Santuario Nacional de la Gran promesa, con una misa y procesión, asistiendo a alguno de los días del triduo en honor de la Virgen isleña.
 
En la actualidad, la Imagen de Nuestra Señora de La Paz y del Buen Viaje de Antipolo recibe culto en la segunda capilla del lado de la Epístola en el Santuario de la Gran Promesa.
 

viernes, 10 de agosto de 2012

Nuestra Señora del Henar en Valladolid



La Devoción de Nuestra Señora del Henar (1)


Nuestra Señora del Henar (José Ortega Bru, 1987)
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Henar
Valladolid



Una leyenda dice que la imagen de la Virgen fue traída desde Antioquia el año 67 de nuestra era por San Hieroteo, legendario primer obispo de Segovia que supuestamente fue discípulo de San Pablo, y que fue enterrada en el año 714 ante la invasión musulmana, en un lugar señalado por los Santos Hermanos segovianos Frutos, Valentín y Engracia, identificado actualmente como la Fuente del Cirio. Pasados los años, en 1580 se apareció a un pastor de unos 14 años vecino de Viloria, en la misma Fuente del Cirio, diciéndole que en ese lugar estaba su Imagen y que la construyese una capilla en el lugar donde antes estaba su iglesia.

Los datos históricos, en cambio, dicen que es una imagen románica del siglo XII y que perteneció a un poblado desaparecido que llevaba el nombre de Santa María del Henar, una pared de la iglesia de este poblado es la que quedaba aún en pie en 1580.

A partir de los siglos XVII y durante el XVIII su devoción alcanzó gran renombre, debido a lo cual el Santuario fue edificándose. La forma que hoy presenta se debe también en gran parte a la labor realizada por la Orden Carmelita, encargada de la custodia de este Santuario, del cual tomó posesión oficialmente el día 13 de septiembre de 1924.

El 9 de agosto de 1621 el Papa Gregorio XV concede la celebración de la fiesta anual del Henar para el domingo más cercano a San Mateo (21 de septiembre), concediéndose diversas indulgencias ya sean perpetuas como la plenaria (“desde las primeras vísperas hasta la puesta del sol de dicha fiesta”) o temporales. La fijación definitiva de la fecha de la Romería para el domingo inmediato anterior a la fiesta de San Mateo se produce en 1849, y perdura celebrándose así hasta la actualidad. La Romería tiene Novena en honor de Nuestra Señora del Henar que la precede; el fin de semana de la Romería, el sábado al anochecer tras la misa vespertina se celebra el Rosario de las Antorchas (2), y el domingo a las 12 del mediodía misa de campaña presidida por la imagen de la Virgen y posteriormente procesión por la pradera.

El 2 de mayo de 1925 se erige canónicamente la Cofradía del Henar en su Santuario; y en 1942 se funda la Cofradía Infantil de Nuestra Señora del Henar, que celebraba su fiesta el domingo anterior a la romería, hasta 1975 salía en procesión ese día la imagen del Niño Jesús.

Por Breve Pontificio de Pío XII, fechado en Roma el 28 de febrero de 1958, se proclama a la Virgen del Henar Patrona Canónica de los Resineros Españoles. Los Resineros celebraban una Romería en honor de la Virgen del Henar el último domingo de mayo con misa patronal y procesión de la Imagen por la pradera.

Fue restaurada entre los meses de enero y febrero de 1969 por Ángel García Ayuso (3), artista elegido por indicación de Don Juan de la Cruz Contreras, Marques de Lozoya. Devuelta al Santuario el 28 de febrero de aquel año y expuesta al culto el 25 de marzo coincidiendo con la romería de marzo. Le fueron retirados los amplios ropajes que cubrían la talla desde el siglo XVII, devolviendo a la imagen su fisonomía original, modelo para, entre otras, la copia que se venera en el retablo mayor de su parroquia vallisoletana.

La Coronación Canónica de la Imagen fue concedida por Decreto del Reverendísimo Capitulo Vaticano, dado en Roma el día 30 de mayo de 1971.

En 1972 misiones populares por los 36 pueblos de Villa y Tierra de Cuéllar, de la que es Patrona, para preparar la Coronación canónica.

La ceremonia de Coronación Canónica de la imagen de Nuestra Señora del Henar tuvo lugar el 25 de junio de 1972, en la pradera del Santuario ante 50.000 fieles por los Obispos Félix Romero Menjíbar, de Valladolid y Antonio Palenzuela Velázquez de Segovia. Asistieron también Monseñor D. José García Goldáraz (Arzobispo dimisionario de Valladolid), D. Mauro Rubio Repullés (obispo de Salamanca) y el P. Luis M.ª Salazar (Provincial de los Carmelitas de Castilla) Las coronas, inspiradas en el estilo románico, fueron realizadas por el orfebre salmantino Emilio Sánchez García.

Es elevado el número de devotos, peregrinos y visitantes que se acercaban y en la actualidad lo siguen haciendo desde Valladolid a su Santuario, por eso no es de extrañar la llegada de su culto a esta ciudad. El primer ejemplo se encuentra en la imagen que con este título se venera en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol.

Refiere el P. Miguel María Arribas (O. Carm.) en su Historia del Santuario del Henar (Págs. 231-232) que en el año 1864, una devota mujer de Valladolid mandó esculpir una imagen de la Virgen María al escultor Nicolás Fernández de la Oliva. Una niña que la vio pidió que le diera el nombre de Nuestra Señora del Henar. Con ese nombre ha recibido culto primeramente en la Iglesia de San Esteban El Real, hoy Santuario Nacional de la Gran Promesa. Casimiro García González-Valladolid (4) la localiza en el lado de la epístola “la segunda capilla tiene un retablito igual á la del Purísimo Corazón de María, y su trono principal le ocupa la imágen de bastidores de Nuestra señora del Henar”.

La devota mujer a quien hace referencia debe ser Doña Rafaela Fernández Cid. El 29 de enero de 1865 se da cuenta a la Junta de Hacienda de la Parroquial de San Esteban el Real que se había depositado en la iglesia “una efigie de Nuestra Señora con el título del Henar, la que fue colocada de orden del excelentísimo señor arzobispo Doctor don Juan Ignacio Moreno en el altar colateral que antes ocupaba San Ignacio de Loyola”, indicando que dicha señora quería conservar la propiedad y el derecho de patronato. Si bien es cierto que en este caso se están refiriendo a Doña Manuela Fernández Cid, la documentación posterior relaciona la imagen de Nuestra Señora del Henar con la mencionada Doña Rafaela, mientras que en el caso de Doña Manuela se vincula una imagen de Nuestra Señora de las Candelas o de la Purificación, también de bastidores. Finalmente en la Junta de 4 de septiembre de 1868 manifestó el señor cura que Don Nicolás González y Doña Rafaela Fernández Cid hacían donación de la imagen de Nuestra Señora del Henar (5).

El caso es que todos esos datos parecen hacer mención a otra imagen distinta a la que ha llegado a nuestros días venerada en la parroquial de San Andrés Apóstol, ya que recordemos que el 27 de octubre de 1869 la Iglesia de San Esteban el Real sufre un incendio que acaba con todas las imágenes, pinturas y retablos que estaban colocados en la iglesia. En el año 2014, con motivo de presidir el altar levantado por la Cofradía Penitencial del Santísimo Cristo Despojado, Cristo Camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura para la Procesión del Corpus Christi, se restauró la imagen siendo datada en el siglo XVII, podría pensarse que tras el incendio se reutilizase una imagen anterior mudándola a Nuestra Señora del Henar agregando una imagen del Niño Jesús en aquella transformación.


Nuestra Señora del Henar
Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol
Valladolid

Se fundó Cofradía en su honor en Valladolid en el año 1937.

El primer domingo de julio de 1939 se mencionan cultos mensuales de la Asociación de Nuestra Señora del Henar en el Santuario.

El día 20 de julio de 1944 fue traslada a la antigua iglesia de los capuchinos en la Plaza del Campillo (hoy Plaza de España). Durante la estancia de la imagen en esta iglesia se sigue celebrando la novena organizada por la Cofradía de Nuestra Señora del Henar de Valladolid. Aquel mismo año, el 9 de septiembre de 1944 inicia la novena a la Virgen del Henar en San Felipe de la Penitencia, que culminaba con la ceremonia de besar el manto de la Imagen. Por estos años, los cultos mensuales se celebraban el segundo domingo de mes en la Iglesia de los Capuchinos (San Felipe de la Penitencia).

En este periodo existen otras cofradías en la Iglesia de los Capuchinos como la Archicofradía de los Jueves Eucarísticos. Hay actos piadosos a otras imágenes como Jesús Nazareno de Medinaceli (6) (todos los viernes via Crucis y visita a Nuestro Padre Jesús, imagen bendecida en 1945), Divina Pastora de Almas (novena en mayo, durante algunos años salió en procesión), San Antonio de Padua, San Francisco de Asís, San Cayetano.

En el año 1961 fue llevada a la parroquia de San Andrés Apóstol, en la Plaza de San Andrés, en la que recibe actualmente culto. En 1968 se celebra triduo en su honor en San Andrés del 13 al 15 de septiembre, a las 19:45 rosario, triduo y misa, por Domicio Cuadrado, coadjutor.



Parroquia de Nuestra Señora del Henar.

El 23 de diciembre de 1990 se inauguró la parroquia en unos locales de la Avenida de Ramón Pradera. Durante los diez años (hasta 1999) que permaneció la parroquia allí, se hacía la Novena entre el 31 de agosto y el 8 de septiembre. Este día, fiesta en Valladolid, se celebraba la misa en la plaza que hay actualmente delante de la parroquia porque la capacidad de la capilla era pequeña. Por ello se ponía un estrado en la plaza y se trasladaba la imagen para la misa.

El 8 de Septiembre de 1997 tuvo lugar la colocación de la primera piedra del nuevo edificio para albergar la parroquia de Nuestra Señora del Henar. A la ceremonia asistieron Mons. José Delicado Baeza, Arzobispo de Valladolid y la comunidad de Carmelitas del Henar. El nuevo complejo parroquial, cuyo arquitecto fue Elesio Gatón, construido en piedra blanca con techumbre de madera laminada, tiene una extensión de 1.500 m2 divididos en: Iglesia, locales parroquiales, despachos y viviendas para la comunidad. El nuevo templo parroquial se inauguró el 12 de marzo del año 2000.

En su interior muestra un pequeño retablo barroco que encuadra una imagen copia de la patrona realizada en el año 1987 por don José Ortega Bru; Resucitado de Miguel Ángel Calleja, y Virgen del Carmen de Ramón Lapayese.

En el año 2000 la Feria y Fiestas de Valladolid se adelantan, pasando a celebrar la Festividad de la Patrona, Nuestra Señora del San Lorenzo, el 8 de septiembre. Dicha imagen (Virgen de San Lorenzo) vuelve a salir en procesión el 8 de septiembre de 2003, tras varios años sin hacerlo.

A partir de 2004 se dispone que el día 8 de septiembre debe celebrarse la Liturgia de la Fiesta de la Virgen de San Lorenzo, Patrona de Valladolid, por lo que desde ese año se celebra la Novena del Henar de Valladolid coincidiendo con la Novena de la Virgen del Henar en el Santuario de Cuéllar en Segovia.

Por decreto fechado el 25 de julio de 2008, firmado por el entonces Arzobispo de Valladolid, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, se modifican los límites de la Parroquia de Nuestra Señora del Henar, de Valladolid “cuyo territorio en lo sucesivo quedará delimitado por los ejes de las siguientes vías: Avda. Gijón (Norte); Río Pisuerga (Este); C/ Leopoldo de Castro (Sudeste); Avda. Salamanca (Sudoeste); Avda. Vicente Mortes (Sudeste); y C/ Morena (Sudoeste y Noroeste). Para ello, desmembramos parte del territorio de sus respectivas matrices de las Parroquias San Pío X y San Ramón Nonato”.


Fotografía.- Imagen de Nuestra Señora del Henar, de José Ortega Bru (1987), Valladolid, en la década de los 90, siglo XX, aún en los locales de la Avenida de Ramón Pradera, antes de ser trasladada en Procesión a la plaza que actualmente se abre ante su Parroquia homónima en la Calle Trilla.




Notas:

1.- Los datos sobre el Santuario e Imagen de Nuestra Señora del Henar, Patronatos, Coronación, Romería y los relativos al culto en Valladolid de la imagen que se conserva actualmente en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, proceden del libro Historia del Santuario del Henar, de Miguel María Arribas, O. Carm. (1983), quien ha sido prior del citado Santuario y fue Director de la Coronación Canónica de Santa María del Henar.

2.- Conviene mencionar que las capillas con los Misterios del Rosario que se encuentran en la pradera fueron bendecidos el 6 de mayo de 1956, como recuerdo del año mariano de 1954, por el papa Pío XII. Realizados en piedra de Campaspero y azulejo de Onda (pág. 170).

3.- Págs. 182-184

4.- Recuerdos y Grandezas

5.- MARTÍN GONZÁLEZ, Juan José y URREA FERNÁNDEZ, Jesús: Monumentos Religiosos de la Ciudad de Valladolid. parte Primera. Diputación de Valladolid. Pág. 338-339

6.- El Norte de Castilla. 23 de febrero de 1945 primer día de triduo en los Capuchinos con motivo de la bendición e inauguración de su imagen. A las 8 y 9 misa con ejercicio. Por la tarde, a las 8 exposición del Santísimo, estación, rosario, ejercicio, sermón por el P. Sixto Pesquera, capuchino, y reserva. La bendición tendrá lugar hoy, antes de la función de la tarde.

martes, 7 de agosto de 2012

Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla. Oratorio de San Felipe Neri

Nuestra Señora de la Fuencisla (1952)
Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla
Oratorio de San Felipe Neri
Valladolid


De entre las distintas advocaciones marianas que procedentes de otras regiones han encontrado también su sitio en Valladolid, nos encontramos a Nuestra Señora de la Fuencisla, Patrona de Segovia, cuya imagen se venera en el Oratorio de San Felipe Neri.


Dicha imagen cuenta con su propia Cofradía, inaugurada a la vez que tuvo lugar la bendición de la imagen mariana. Es curioso que en la prensa se la denomine Real Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla, esto podría deberse a ser una sección o de alguna manera estar agregada a la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla de Segovia


El 17 de mayo de 1952 tiene lugar el acto de inauguración de la Cofradía, así como la bendición de la imagen y retablo, éste último debía ser portátil o provisional, en cualquier caso no en el que se encuentra ahora.
A este acto accedieron, según las crónicas, el Gobernador Civil de Segovia, autoridades de dicha ciudad y segovianos residentes en Valladolid. El Capitán General de la Región, presidente de honor de la Cofradía, regaló el fajín y bastón de mando a la Virgen de la Fuencisla.


Es posible que la entronización de esta imagen y la creación de una Cofradía en su honor en Valladolid, o mejor dicho, concretamente en el Oratorio de San Felipe Neri de Valladolid, que por aquellas fechas se convertiría en Parroquia Castrense se deba precisamente a esta nueva función. En ese momento, no sólo se entronizará esta imagen sino también otros Patronos y Patronas del Ejército (Santiago Apóstol, Santa Bárbara, San Fernando, Santa Teresa, a los que hay que unir otras imágenes que ya estaban como la Inmaculada Concepción).


La imagen de Nuestra Señora de la Fuencisla (coronada canónicamente el 24 de septiembre de 1916) tiene concedidos los honores e insignias de Capitán General, por decreto de 22 de septiembre de 1941, insignias que la fueron impuestas por el General Varela (quien cinco años antes ya la había ofrecido su fajín como muestra de gratitud) en solemne ceremonia celebrada el 31 de mayo de 1942. También, por este motivo, Nuestra Señora de la Fuencisla es acompañada en sus procesiones por los alumnos de la Academia de Artillería


En estos primeros años, la Cofradía vallesoletana celebraba cultos en honor de su Patrona todos los sábados (una función o acto en el que se rezaba el Rosario, Salve e Himno), además de una novena a Nuestra Señora de la Fuencisla, novena que variaba en fechas ya fuera en la segunda quincena de octubre o la primera de noviembre.


Curiosamente, esta imagen de Nuestra Señora de la Fuencisla en San Felipe Neri, será una de las imágenes que mensualmente visitaba la Archicofradía de la Corte de María, en concreto la visitaban el día 26, y era uno de los altares privilegiados, sustituyendo a la imagen de Nuestra Señora del Carmen.


Hasta ahora sólo he localizado una referencia a una salida o traslado de la imagen que tuvo lugar en 1993, dentro de los actos del 75 aniversario del Centro Segoviano en Valladolid. Así aparecía anunciado en El Norte de Castilla de 31 de octubre de 1993 (pág. 6)



Centro Segoviano
Hoy, domingo, con motivo del 75 Aniversario del Centro Segoviano, a las 11 de la mañana, en la iglesia de San Felipe Neri, imposición de la insignia de oro del Centro Segoviano de Valladolid a su Patrona, Nuestra Señora de la Fuencisla. A las 11,15 traslado de la imagen de la Virgen, al estilo segoviano, desde San Felipe Neri a la Catedral. Seguidamente, santa misa, cantada por la Coral San Fernando y oficiada por el arzobispo de Valladolid, acompañado de sacerdotes segovianos. Habrá ofrenda de flores de las Casas Regionales y centros Provinciales. A las dos y media de la tarde, almuerzo de confraternidad en el transcurso del cual se concederán títulos de presidente y socios de honor del Centro Segoviano. El acto será clausurado por el consejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, don Emilio Zapatero.


En la actualidad, el Centro Segoviano y sus devotos siguen celebrando anualmente un triduo en su honor dentro de los actos de la Semana Cultural que celebran cada, habitualmente en el mes de octubre.