lunes, 14 de enero de 2013

Función de Octava de Corpus Christi en el Convento de San Pablo y otras iglesias dominicas de Valladolid




El domingo siguiente al Corpus Christi se celebraba en el Convento de San Pablo la Octava del Corpus con Solemne Función Sacramental, que incluía una Procesión con el Santísimo Sacramento por la plaza que se abre ante la iglesia.

El Catecismo Litúrgico del P. Miguel Enguid (1799) aporta brevemente algunos datos interesantes para conocer el origen de esta práctica:

[...]
P. ¿Pueden los Regulares en algunos días del año hacer alguna Procesión pública fuera de sus Claustros sin licencia del Ordinario, ni del Parroco?
R. Pueden sin duda alguna hacerla en cualquiera dia de los de la Octava del Corpus sin excluir el Domingo, concediendolo asi á todos los Eclesiasticos tanto Seculares, como Regulares Gregorio XIII, por su constitucion, que empieza: Cum interdum. Sin que sobre esto puedan ser inquietados, ni molestados, ni por el Orden de Predicadores, ni por otra Persona alguna: de cuyas palabras infiere el Doctísimo Ursaya, que los Regulares pueden sin licencia alguna de los Ordinarios, ni los Parrocos hacer Procesiones fuera de sus Claustros en todos los dias de la Octava del Corpus.

P. ¿Por qué en la constitucion Gregoriana se hace particular mencion del Orden de Predicadores sobre no inquietar ni molestar á los demas Regulares en el uso de esta concesion?
R. La razon es, porque antes de esta constitucion, la Religion de Santo Domingo podia justamente impedir á cualquiera el hacer Procesion en la Dominica infraoctava, por ser este dia concedido exclusivamente por San Pio V. á dicha Religion, de modo que ninguno otro pudiese hacer procesion en este dia, sino unicamente los Religiosos Dominicos. Y como Gregorio XIII, Sucesor inmediato de San Pio V, reformó lo exclusivo del privilegio concedido por San Pio V. á su Religion, concediendo á todos los Regulares la facultad de hacer sus Procesiones en todos los dias de la Octava del Corpus, y también ipsa die Dominica infraoctavam, fue conveniente que en su constitucion hiciese particular mencion del Orden de Predicadores, para que en lo sucesivo se reconociese sin el derecho, que antes tenia en virtud de su privilegio, revocado ya por la constitucion Gregoriana en quanto á lo exclusivo del dia Domingo infraoctavo: pero es de advertir, que sin embargo de esta revocacion siempre quedó este dia señalado á los Regulares de Santo Domingo con alguna mayor propiedad, y derecho que á todos los demas; porque posteriormente Clemente VIII, en su constitucion Dum fælices, prohibio á todos los Clérigos el celebrar sus Procesiones en la Dominica infraoctava al mismo tiempo, y hora que los Religiosos de Santo Domingo: Ne dicto tempore et hora in dicta die Dominica. De que se infiere que los Regulares Dominicanos tienen derecho para elegir el tiempo y horas de celebrar su Procesion en la Dominica infraoctava del Corpus; pero de suerte, que no pueden, ni tienen derecho para mudar, ni dexar la hora que una vez eligieron desde el principio, como consta de la constitucion de Inocencio XII. Sua nobis. En causa controvertida entre los Religiosos de San Francisco y Santo Domingo.
[...]

Las constituciones enunciadas son: la de Pío V de 21 de junio de 1571, la de Gregorio XIII de 11 de mayo de 1573, la de Clemente VIII de 8 de marzo de 1592 y finalmente la de Inocencio XII de 1 de septiembre de 1696.


Estas consideraciones previas son importantes ya que no sólo en el Convento de San Pablo se celebraba una Procesión Sacramental en la Octava del Corpus, como veremos en la próxima entrada en la que se tratará sobre la Custodia procesional realizada por Juan de Arfe para el Convento de Nuestra Señora del Carmen, de Padres Carmelitas Calzados de Valladolid.

Gracias a Jesús Urrea, en su trabajo “Carros triunfales, sacros y profanos” podemos conocer algunos datos sobre la celebración de esta procesión en las primeras décadas del siglo XVII. El Santísimo Sacramento era procesionado en una Custodia obra de Francesco Cingasdo, de origen milanés; esta Custodia era portada sobre un carro triunfal mandado fabricar por el duque de Lerma en 1613 al ensamblador Melchor de Bella. (Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid, Nº. 31. Págs. 212-213). De esta custodia se dice que era de “oro, plata y un trozo de cristal de más de media vara de alto que remata en viril, todo lo cual dio S.E. y mereció conforme al dudoso gusto de la época ser elogiado por Quevedo en sus Musas”. (El Monasterio de San Pablo de Valladolid: noticias históricas y artísticas sacadas de varios documentos. Julián Paz Espeso. 1897. pág. 25)

Es probable que esta Procesión se celebrase mientras duró la vida conventual, salvo en momentos de inestabilidad. Y así llegaría hasta la exclaustración del convento dictada por disposición del Capitán General de Castilla la Vieja el 18 de agosto de 1835.

Tras varias décadas, la comunidad fue restaurada en 1893, erigiéndose en este templo diversas Cofradías y recuperándose tanto la Procesión Sacramental de Octava, en la dominica infraoctava, como la de Nuestra Señora del Rosario el primer domingo de octubre.

Habitualmente, en la Octava del Corpus, las celebraciones comenzaban a las 8 de la mañana con misa de comunión general, a la que acudían todos los socios de la V.O.T., todos los del Santísimo Rosario y demás Cofradías. A las 10:30 de la mañana misa solemne con exposición de S.D.M. quedando expuesto todo el día para ser velado por turnos de los socios de las Cofradías de San Pablo. A las 19:00 estación, rosario, ejercicio del mes del Corazón de Jesús (si era en junio), sermón, procesión solemne con el Santísimo Sacramento por la Plaza de San Pablo y reserva.

En los años 40 del siglo XX esta Procesión Sacramental visitaba los altares colocados en el Instituto, Colegio El Salvador y Capitanía General. (1947).

En 1961 ya no hay octava del Corpus “En virtud de de la supresión de la octava del Santísimo Corpus Christi, quedan derogadas todas las disposiciones de años anteriores sobre funciones eucarísticas durante los días siguientes a esta festividad”, no obstante, ese año se celebra la Procesión Sacramental de San Pablo, como se anuncia en el Diario Regional de 3 de junio de 1961 (pág. 13).- Procesión del Corpus en San Pablo. Procesión por la Plaza de San Pablo, altares en el Instituto, Colegio “El Salvador” y patio central de Capitanía General. Domingo día 4 de junio, por la mañana a las 9:30 misa de 1ª comunión y exposición de S.D.M. con turnos de vela hasta los cultos de la tarde. A las 19:30 misa, rosario, sermón y solemne procesión.

Tal vez, sería de las últimas ocasiones en que se celebrase.

Otro Monasterio de la Orden Predicadores en Valladolid en el que se celebraba Octava y Procesión Sacramental con motivo de la Solemnidad del Corpus Christi era precisamente el Monasterio del mismo nombre. En este caso, hay ocasiones en las que se celebra el domingo infraoctava del Corpus, o bien al finalizar el octavario que se dedicaba desde el jueves del Corpus.

En cuanto al primer caso, dominica infraoctava del Corpus, encontramos referencias en la prensa local en las décadas de los 60 hasta casi los 90 del siglo XIX, esto podría deberse a que, como hemos visto anteriormente, la vida conventual en San Pablo no se restaura hasta 1893, y mientras este privilegio dominicano se conservaría en otra iglesia o convento de la Orden, en este caso, parece ser el del Corpus Christi. Así nos encontramos:
1864 Dominica infraoctava del Corpus, en el Corpus procesión por el interior de la iglesia.
1867 Octavario desde el Corpus al Corazón de Jesús, este día procesión por la iglesia.
Domingo siguiente al Corpus y Minerva de 1883, procesión de octava en el Corpus. El octavario acabó el jueves 31/05/1883. Esta sería la última que se hiciera en el anterior emplazamiento del Monasterio del Corpus Christi, en la actual Acera de Recoletos, ya que el 5 de enero de 1884 comenzó a derribarse la antigua iglesia.
Una nueva referencia a esta celebración en el Monasterio del Corpus Christi se encuentra en el capítulo dedicado a este Monasterio por Casimiro González García Valladolid en Valladolid sus recuerdos y grandezas…, en concreto, al referirse a las solemnidades de su apertura en el nuevo emplazamiento:

"Terminada la obra de la iglesia el año 1889, el día 18 de junio la bendijo el M.I.Sr. Provisor de este arzobispado Don Felipe Amo Luis: el día 20 se inauguró con Misa solemne y sermón que predicó el M.I.Sr.Lic. Don Manuel de la Cuesta, Canónigo Lectoral de esta Santa Iglesia Metropolitana, celebrando la Iglesia en dicho día la fiesta del Santísimo Corpus Christi, y continuando las religiosas el Octavario con la solemnidad de costumbre en dicha comunidad los días siguientes. El día 28, festividad del Sagrado Corazón de Jesús, dieron fin tan extraordinarias funciones con Misa solemne y sermón predicado por el M.I.Sr. Don Mariano Cidad Olmos, canónigo Penitenciario, luego Obispo de Arquelaida y primer auxiliar de Valladolid, y por la tarde asistió el excelentísimo Sr. Arzobispo de la diócesis, Dr. Don Benito Sanz y Forés, de medio pontifical, predicando y llevando procesionalmente á S.D.M. en la visita de altares; siendo dignos de los mayores elogios por su celo y grandes trabajos en todo lo realizado, además del maestro de obras Don Pablo Luis, la reverenda Madre, hoy Superiora de la comunidad, Sor Venancia Salazar, y los presbíteros Don Hipólito Luis y Don Miguel Sanz". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario