martes, 12 de febrero de 2013

Procesión de Octava en la Iglesia Parroquial de Santa María de la Victoria

Nuestra Señora de la Victoria
Iglesia Parroquial de Santa María de la Victoria.
Valladolid


En el año 1544 se asientan en Valladolid los frailes mínimos de San Francisco de Paula fundando un convento bajo la advocación de Nuestra Señora de la Victoria, asentándole primeramente en una ermita dedicada a San Roque propiedad de la Cofradía del mismo nombre.

El convento fue suprimido el 29 de enero de 1821 en virtud del Decreto de las Cortes de 1 de octubre de 1820. Tras el Trienio Liberal vuelve la vida conventual al complejo, celebrándose la apertura de la iglesia el 21 de mayo de 1826. En la década de los 40 de ese mismo siglo sale a la venta en convento, por lo que se entiende que ya no residían allí los religiosos, pero la iglesia sigue abierta al culto. En 1861 es destinada a ayuda de la parroquia de San Nicolás, contando con sus propios libros, ya que el 10 de febrero de 1861 se realiza el primer registro en ellos, conservándose la misma advocación mariana. 

En el año 1863 comienza a celebrarse función y procesión en honor a la titular del templo. Así lo anuncia El Norte de Castilla de 2 de julio de 1863: “En la de la Victoria se celebra la primera función á la Santísima Virgen su titular; á las diez y media de la mañana habrá Misa solemne y sermón que pronunciará el Sr. D. Mariano Miguel Gómez, canónigo lectoral de la santa metropolitana iglesia. Estará S.D.M. manifiesto durante la Misa mayor y por la tarde hasta las seis y media, á cuya hora saldrá la sagrada imagen por las calles principales del barrio y se irá cantando el Rosario, asistiendo á todo la capilla de música de la Catedral”.

En el arreglo parroquial de 1885, siendo arzobispo de Valladolid D. Benito Sanz y Forés, fue elevada a categoría de parroquial con el nombre de Santa María de la Victoria.

En todos estos años hay constancia de la procesión, en ocasiones no pasa de ser poco más que una breve reseña en la prensa. En el cambio de siglo es cuando se encuentran las noticias sobre la misma, así en El Norte de Castilla de 2 de julio de 1900 aparece publicado el recorrido de aquel año: Victoria, San Lázaro, Fuente el Sol, Monjas, del Medio, Paseo del Muelle y Plazuela de San Bartolomé. Una procesión que estaba anunciada para las seis de la tarde.

En enero de 1901 la iglesia se cerró al culto “por amenazar ruina la media naranja”, siendo abierta nuevamente, ya restaurada, en 1903. No obstante, en el año 1902 se anuncia que habrá procesión por las calles de costumbre.

En El Norte de Castilla de 30 de junio de 1903 se recogen los actos de bendición de la iglesia tras la restauración y los cultos por la fiesta de Nuestra Señora de la Victoria. Añade el dato que en los dos años y medio que ha estado cerrada la iglesia, los cultos se han celebrado en una capilla provisional. El día 1 de julio de 1903 tiene lugar la bendición de la iglesia. Para el día 2 de julio se anuncia fiesta con sermón sufragado por D. Ramón Gallego, vecino de La Victoria, la celebración de Jubileo de las Cuarenta Horas, procesión por las calles y bendición con el Santísimo Sacramento y Reserva.

En el mismo diario, con fecha 30 de junio de 1904 se anuncia la presencia de una nueva imagen en la parroquia. Se trata de una “nueva imagen de San Antonio de Padua de cartón-madera adquirida por el párroco de la Victoria don Raimundo González Cuadrado. Saldrá por primera vez en la procesión. Pilar Gardoqui ha costeado el arreglo del altar de San Antonio de Padua, del que es camarera, pintura imitación a mármol”. Y, efectivamente, dentro de la relación de imágenes que se portaron en la procesión aparecida en la crónica de 3 de julio de 1904 figuran: San Basilio, la Virgen del Pilar, San Roque, Nuestra Señora del Carmen, San Antonio, San José, la Virgen de la Victoria y Santísimo bajo palio.

El recorrido de la procesión debía ser el mismo o apenas ofrecía variaciones. Así en 1906 fue por Victoria, Fuente el Sol, Monjas, Medio, Paseo del Muelle y plaza de San Bartolomé. Se señala que la Virgen de la Victoria iba en andas y la echaban multitud de rosas deshojadas, también se menciona al Santísimo Sacramento, bajo palio.

El Diario Regional de 3 de julio de 1908 recoge las imágenes que salieron en la procesión de aquel año, son las mismas que las vistas en 1904 a excepción que ya no figura la imagen de San Basilio, así quedan (según la crónica): Nuestra Señora del Pilar, San Roque, La Virgen del Carmen, San Antonio, San José, Virgen de la Victoria y el Santísimo Sacramento, llevado por el cura párroco, bajo palio. Estas mismas imágenes, cerrando el Santísimo Sacramento, se repiten en la procesión de 1909 y 1910. A propósito de este último año, 1910, conocemos más datos de la celebración de la fiesta de la titular. El día 2 de julio de 1910, desde primeras horas (desde las 4:30) se decían misas hasta las 10 que era la mayor solemne con S.D.M. manifiesto por celebrase el jubileo de las Cuarenta Horas y sermón Panegírico que aquel año corrió a cargo de don Francisco Martín de Castro, canónigo lectoral de la S.I.M. A las 19:00 estación mayor y santo rosario y a continuación tuvo lugar la Procesión de Octava (a la que asistió el Batallón Infantil), el Santísimo Sacramento fue llevado por el párroco don Raimundo González Cuadrado y asistió la Banda del hospicio Provincial dirigida por Don Benito Fernández.

El 26 de noviembre de 1911 tiene lugar la bendición solemne de la Imagen de la Purísima Concepción, que posteriormente se unirá a la Procesión de Octava del 2 de julio, acompañada por las Hijas de María de aquella parroquia con velas encendidas, quedando la procesión, normalmente, este orden: Nuestra Señora del Pilar, San Antonio de Padua, San Roque, Nuestra Señora del Carmen, San José, Purísima Concepción (acompañada por las Hijas de María con velas encendidas), Nuestra Señora de la Victoria, seguirían la Cruz parroquial, el párroco o autoridad eclesiástica portando el Santísimo Sacramento, con el que se impartía la Bendición al finalizar la procesión y clero parroquial y la autoridad civil.

Por estas fechas el recorrido habitual de esta procesión sigue siendo: Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, Fuente el Sol, calle Monjas, Paseo del Muelle, Plaza de San Bartolomé, Fuente el Sol y La Victoria para regresar a la Iglesia.
Llegados a la iglesia se terminaba con el Santo Dios, Salmo Credidi, Tantum Ergo, bendición con el Santísimo y reserva solemne con las preces de costumbre.

En la procesión de 1915, el Santísimo Sacramento fue llevado por D. Pedro Segura (según la crónica de El Norte de Castilla).

La crónica publicada en El Norte de Castilla de 3 de julio de 1917 recoge que “Por la tarde á las seis, salió la procesión sacramental, en la que figuraban la titular y varias imágenes de los santos de mayor veneración de dicha iglesia. El Santísimo era llevado bajo palio por el señor párroco don Raimundo Cuadrado, asistido por el clero de la parroquia”.

Por estos años no cabe reseñar novedades, se mantiene el mismo recorrido, las mismas imágenes. Pero destaca que en la procesión de Nuestra Señora de la Victoria de 2 de julio de 1921 la custodia la llevó D. Remigio Gandásegui (Diario Regional, 03/07/1921). En la crónica de este año publicada en El Norte de Castilla (03/07/1921) recoge acerca de la procesión: “La Virgen de la Victoria era llevada á hombros de los mozos del barrio, y sus andas habían sido pintorescamente engalanadas con los frutos tempranos recogidos por los hortelanos de la parroquia; sentida ofrenda de aquellos buenos vecinos á su Virgen, con la más simpática devoción”.

Mismo recorrido e imágenes en la procesión de 1922. Aunque según la crónica de esta procesión publicada el 04/07/1922 en El Norte de Castilla, las imágenes que formaron parte de la misma fueron: Virgen del Pilar, la Sagrada Familia, Virgen del Carmen, San Roque, San José y Virgen de la Victoria, no mencionándose el Santísimo Sacramento. En esta ocasión predicó Emilio Álvarez, capellán del arzobispo, por la mañana.

La crónica publicada en El Norte de Castilla de 3 de julio de 1923 dice que formaron en la procesión las imágenes de la parroquia y el Santísimo Sacramento, hubo tres altares durante el recorrido. Según del Diario Regional fueron las imágenes de Nuestra Señora del Pilar, San Antonio de Padua, San Roque, la Virgen del Carmen, la Purísima Concepción acompañada de las Hijas de María con velas encendidas, San José y Nuestra Señora de la Victoria y el Santísimo Sacramento. En el Diario regional de domingo 1 de julio de 1923 anuncia el recorrido: Victoria, Fuente el Sol, Monjas, Medio y Paseo del muelle, atravesando por la Fuente el Sol a la de la Victoria.

Curiosamente en el anuncio de los preparativos y cultos del año 1924 publicado en El Norte de Castilla de 30 de junio de 1924 aparecen las mismas imágenes excepto la de la Purísima Concepción.

En la Procesión del año 1925, según las crónicas, prima el carácter sacramental, de hecho no hay mención a la participación de imágenes. Este período de años, 1925-1926 es importante ya que, como se ha visto en otras Procesiones de Octava, es cuando dejan de participar imágenes en la Procesión del Corpus Christi y en las Octavas de las Parroquias.

El 1 de julio de 1926, aparece el anuncio de los cultos y procesión: Recorrido.- Victoria, Fuente el Sol, Monjas, Medio, paseo del Muelle, Plaza de San Bartolomé, Fuente el Sol y Victoria para regresar a la iglesia.
Imágenes.- Virgen del Pilar, San Antonio de Padua, San Roque, Virgen del Carmen, San José, la Purísima, acompañada por la Congregación de Hijas de María, y Nuestra Señora de la Victoria. Banda unión Musical Vallisoletana. Así parece deducirse entonces que ya no es una procesión sacramental.

Y, posteriormente llegará la década de los 30 con el paréntesis que supuso para la celebración en las calles de este tipo de actos. 

El 1 de junio de 1939, a las 8 de la tarde,  D. Daniel Azorín (cura ecónomo) bendice una imagen del Corazón de Jesús, regalo de una familia del barrio para la parroquia.
Este mismo año, 1939, se celebra triduo en honor a la Virgen de la Victoria y el día 2 de julio salió la imagen de la Virgen en procesión, tras varios años sin salir.

En las siguientes décadas, las de los años 40, 50 y 60 del siglo XX, hay procesión de Nuestra Señora de la Victoria, y parece que es hacia finales de ésta última cuando se pierde.


No hay comentarios:

Publicar un comentario