domingo, 7 de octubre de 2012

La Procesión de Octava en la Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir y La Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen.



En esta ocasión sólo se podrá tratar de la Procesión de Octava en esta Parroquia desde mediados del siglo XIX aproximadamente, ya que hasta ahora no he podido localizar datos de fechas anteriores. Puede que con anterioridad se celebrase Función o Procesión de Octava, pero de alguna forma a mediados del siglo XIX pasaría a celebrarse el día de Nuestra Señora del Carmen, con el establecimiento de la V.O.T. del Carmen, que como veremos al tratar de la imagen de Nuestra Señora del Carmen, se fundó en el Convento del Carmen Calzado y tras la exclaustración pasó primero por San Ildefonso y posteriormente, en 1848, a San Lorenzo.

Así, ya hay constancia que en el década de los 60 del siglo XIX, el día 16 de julio, como final de la Novena que en honor a Nuestra Señora del Carmen celebraba la V.O.T. del Carmen, se celebraba Procesión de Octava. Por ejemplo, en 1862 y 1863, la Novena se celebró del 8 al 16 de julio, celebrándose el día de la Titular la mencionada Procesión de Octava. En 1864, la Novena comenzó el 23 de julio.

Durante este periodo, hasta 1893 en que la V.O.T. del Carmen está establecida en la Parroquia de San Lorenzo, se conocen otros detalles, tales como que esta asociación celebraba sus cultos mensuales el tercer domingo de mes, que la Novena se celebraba, salvo excepciones, del 8 al 16 de julio, siendo este último día, la Fiesta de Nuestra Señora del Carmen, día en que se podía ganar jubileo plenísimo concedido por Benedicto XIV, se verificaba la Procesión de Octava y culminaba con la Bendición Papal.


La Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen

En 1893, la V.O.T. del Carmen se hace cargo de la Iglesia Conventual de San Benito El Real, trasladando allí, no sin oposición de los parroquianos de San Lorenzo, la imagen de su Titular Mariana, Nuestra Señora del Carmen, tallada por Claudio Cortijo en 1797. 

Como compensación y para terminar con el pleito promovido por los parroquianos incoado el 24 de febrero de 1893 que se resolvió en el mes de marzo del mismo año a favor de la V.O.T., se concedió por Real Orden de 9 de mayo de 1893 una imagen que en origen representaba a Nuestra Señora de la Merced y que fue modificada para recibir culto como Nuestra Señora del Carmen,  entronizada el 23 de julio de 1893, que es la que actualmente se venera en la Parroquia de San Lorenzo Mártir.

En estos meses D. Antonio María de Cascajares, Arzobispo de Valladolid, aprueba la erección de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen en la Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir. Esta Archicofradía marcará, en algunos aspectos, la continuación de los cultos que en honor de la Virgen del Carmen celebraba hasta ese momento la V.O.T. Así, también tendrá sus cultos mensuales el tercer domingo de cada mes. Se encargará de organizar la Novena y Procesión de Octava en San Lorenzo, bien es cierto que adelantando las fechas, tal vez en una suerte de concordia para no coincidir con la celebración de la Procesión del Carmen de la V.O.T. que ya desde el 16 de julio de 1893 partiría desde San Benito El Real.

No obstante, parece que en 1893 no hubo Procesión de Octava en San Lorenzo, y ya será en 1894 cuando encontremos referencias a la celebración; el día 29 de junio de aquel año se anuncia el inicio de la Novena y la Procesión tiene lugar el 8 de julio. Viendo las crónicas de la prensa local de aquellos años, esta Procesión de Octava siempre tiene lugar un domingo, sobre el 8 de julio.

En el cambio de siglo hay otros actos que se conocen de esta fiesta como es la celebración del Jubileo de las Cuarenta Horas el día de la Función de Octava.

Interesente es la crónica del año 1902, en la que aparece el recorrido de la Procesión: Calle San Lorenzo, Pasión, Plaza Mayor, Calle Nueva, Plazuela de la Comedia y el Poniente volviendo a entrar en la iglesia.

Y no será hasta la crónica de 1904 en la que encontremos las imágenes que participaban en la Procesión: Beato Simón de Rojas, San Lorenzo y la Virgen del Carmen. Aquel año la parte musical corrió a cargo de la Banda de Isabel II.

No variaría en exceso el tradicional recorrido de la Procesión ya que no hay crónicas que en este sentido se pronuncien, además hay reseña de la visita a los templos que se encontraban en el recorrido como ocurre en la procesión, que se celebró el 12 de julio de 1908, que visitó el Convento de Santa Ana y la Penitencial de La Pasión (Diario Regional, 13 de julio de 1908.)

Al año siguiente, 1909, esta procesión salió el domingo 11 de julio, se mencionan las mismas imágenes y orden. El Santísimo Sacramento era llevado bajo palio, por el señor párroco don Manuel Gutiérrez. Ocuparon la presidencia los concejales señores Peña y Rodríguez Pardo y cerraba la comitiva la Banda de Isabel II (Diario Regional, 12 de julio de 1909.)

En la crónica publicada en El Norte de Castilla de este año, menciona las imágenes de Santo Domingo de Guzmán, San Lorenzo y la Virgen del Carmen, más el Santísimo bajo palio, y que entró en la capilla del convento de Santa Ana donde se cantó un motete (ENC, 13 de julio de 1909 edición tarde). No sería de extrañar la confusión entre las imágenes de Santo Domingo de Guzmán y el Beato Simón de Rojas por lo parecido de ambos hábitos religiosos, a excepción de la cruz trinitaria en el último, no obstante, debe ser una confusión ya que tanto en la Procesión de Octava como posteriormente en la de San Pedro Regalado, siempre se hace referencia a la imagen del Beato Simón de Rojas con el clero de la Parroquial de San Lorenzo.

En 1910 (10 de julio) y 1911 (9 de julio) salen las mismas imágenes, de este último año se sabe que el Santísimo Sacramento fue portado por el párroco don Manuel Gutiérrez y que las borlas del estandarte de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen eran llevada por los niños Pepito y Ricardo Burgos que vestían de ángeles  (Crónicas publicadas en Diario Regional de 11/07/1910 y 10/07/1911), el Santísimo llevaba escolta de la guardia de seguridad y dos números del 6º Montado de Artillería, acompañó la Banda de Isabel II que entre otras interpretó el Himno del Congreso Eucarístico.
De este primer año, 1910, nuevamente se dice que entra la Procesión en la Capilla del Convento de Santa Ana donde se cantaron motetes; banda Isabel II y regimiento infantil (ENC 11/07/1910). Y nuevamente habla de una imagen de santo Domingo, San Lorenzo y Nuestra Señora del Carmen, además del Santísimo bajo palio. Una vez tratada la confusión entre ambas imágenes, también se puede considerar que en Santa Ana (ya sea por el número de imágenes que figuraban en la procesión, portadores, cofrades, etc.) sólo entrase el Santísimo Sacramento bajo palio, para hacer estación.

Conocemos el recorrido de la Procesión en 1912: Calles de San Lorenzo, plazuela de Santa Ana, Pasión, parte de la Plaza Mayor, Campanas, entrando de nuevo en la iglesia” (Diario Regional, 8 de julio de 1912). En la crónica de la procesión aparecida en El Norte de Castilla menciona “Procesión de Minerva con la que termina la novena del Carmen en San Lorenzo con imágenes y Santísimo”.

En 1913 la procesión fue el domingo 13 de julio, y por primera vez pasó por la calle del Poniente. Se menciona que entre las imágenes iban las de San Lorenzo y la de la Virgen del Carmen. Hizo estación en Santa Ana y Pasión.

El Diario Regional de 04/07/1914 anuncia que comienza la novena a la Virgen del Carmen por la Archicofradía de la Santísima Virgen del Carmen en San Lorenzo. Todos los días misas rezadas y a las 9 la solemne con exposición de S.D.M. y novena. 19:00 Santo rosario, sermón, novena y reserva. Día 12 de julio (último y fiesta principal) A las 7 de la mañana misa de comunión general. A las 10 la solemne con sermón panegírico que predicará don Cipriano Isla Zorrilla. A las 18:30 procesión de octava por las calles de la parroquia. Según la crónica de El Norte de Castilla de este año, en la procesión iban los niños de la catequesis con sus imágenes, la Cofradía de la Virgen (sin mencionar advocación, aunque se entiende que sea la de la Virgen del Carmen) con hachas y las imágenes del titular de la parroquia, San Lorenzo, la Virgen del Carmen y finalmente el Santísimo Sacramento.

En la crónica de la procesión publicada en El Norte de Castilla de 12/07/1915 indica que las imágenes que procesionaron fueron las de San Lorenzo, la Virgen del Carmen y el Niño Jesús.

Durante los años siguientes, la Procesión de Octava se sigue celebrando de la misma manera, el último día de la Novena en honor de Nuestra Señora del Carmen, participando esta imagen junto otras de gran devoción del templo, entre ellas el Titular, y era una Procesión de carácter sacramental cerrando el cortejo el Santísimo Sacramento bajo palio. Así llegará hasta 1924. A partir del año siguiente, 1925, lo mismo que dejaron de participar imágenes de titulares en la Procesión General del Corpus Christi, también dejan de participar en las Procesión de Octava de las distintas Parroquias, saliendo sólo el Santísimo Sacramento

Luego llegaría el paréntesis de los años 30, y la Procesión dejaría de salir a las calles, celebrándose en el interior de la iglesia, así hasta la fecha del hundimiento y cierre del viejo templo de San Lorenzo Mártir (hay constancia de la Procesión por dentro del templo en la década de los años 40 y 50).

Durante los años que estuvo cerrado el antiguo templo de San Lorenzo, los cultos de trasladaron a la Iglesia Conventual de Santa Ana. Incluso en estas fechas, ya en los años 70, la Novena no finalizaba el día 16 de julio, Fiesta de la Virgen del Carmen, solía celebrarse para que concluyese una semana antes. 

Actualmente, la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen sigue establecida en la Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir, celebrando un Novenario del 8 al 16 de julio, culminando con imposición de Escapularios y Besapie a la imagen de Nuestra Señora del Carmen, que por aquellas fechas ocupa un lugar destacado en el presbiterio del templo parroquial.
Una de las últimas adquisiciones de esta Archicofradía ha sido un estandarte, con la efigie de su Titular mariana y en el reverso la leyenda “ARCHICOFRADÍA DE NTRA SRA DEL CARMEN DE SAN LORENZO / VALLADOLID / 16-7-2008” que se puede contemplar en la iglesia durante esos días y con el que han participado en ocasiones en la Procesión del Corpus Christi.

Estandarte de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen.
Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir.
Valladolid



Sobre las Imágenes que participan en la Procesión de Octava de la Parroquia de San Lorenzo Mártir:

Beato Simón de Rojas:

En la página 84 de Monumentos religiosos de la ciudad de Valladolid (Parte I) de Juan José Martín González y Jesús Urrea Fernández, se menciona “El beato Simón de Rojas, obra de vestir del siglo XVIII”.

Esta imagen actualmente no se encuentra al culto en la Parroquial de San Lorenzo. Sin embargo, con los datos que aporta el catálogo, además que tener presente que el Convento de la Santísima Trinidad (Trinitarios Calzados) se encontraba dentro del ámbito territorial de la Parroquia de San Lorenzo y que esta imagen salía en procesiones, conviene recordar la imagen que del Beato se estrenaría en 1766 para las celebraciones de su Beatificación.

Como se indica, con motivo de las Fiestas de Beatificación del P. Fr. Simón de Rojas (Beatificado por Clemente XIII el 16 de mayo de 1766) que se celebraron en Valladolid dando comienzo el 21 de septiembre de 1766, ese mismo día a las cuatro de la tarde se llevó la imagen del nuevo Beato hasta la S.I. Catedral, se trataba de una “imágen de escultura del beato Simón de Rojas, de vestiduras naturales, de tela de oro, sembrado por todo el manto negro y una estrella, escrito en ella el Ave-María, con su diadema; en una mano, que era la izquierda, un cerco con el Ave-María, y en la derecha unos rosarios”. (Ventura Pérez, Diario de Valladolid, pág. 393). Estas fiestas se prolongaron hasta el día 24 de septiembre, fecha en que en Procesión General volvió la imagen del Beato Simón de Rojas al Convento de los Trinitarios Calzados.

La imagen, revestida, del Beato Simón de Rojas, que se venera en el altar del lado de la Epístola, en la capilla de la Sagrada Familia, procede de la iglesia del convento de PP. Trinitarios Calzados, que existió en la calle de doña María de Molina, y del que fue Prior dicho Beato” Casimiro González García Valladolid (Compendio histórico-descriptivo y guía general de Valladolid. Pág. 44).

La imagen de este Beato, acompañado por el clero de la Parroquia de San Lorenzo  no sólo formaba entre las imágenes de la Procesión de Octava de la Parroquia de San Lorenzo Mártir, participó también en la Procesión de San Pedro Regalado, el 13 de mayo, de 1929 y 1930.

A día de hoy, habría que modificar su denominación y en lugar de Beato, identificarla como San Simón de Rojas, ya que fue canonizado el 3 de julio de 1988 por S.S. Juan Pablo II.

Sería interesante la recuperación de la esta imagen, no sólo para su puesta al culto, también para fomentar el conocimiento de los Santos de la Archidiócesis, e incluso para volver a reintegrarla a su uso procesional.

Grabado del Beato Simón de Rojas.
Puede darnos una idea aproximada de la imagen que se veneró en San Lorenzo Mártir.




San Lorenzo Mártir

Se trataba de una imagen de un santo jesuita que había sido revestido como San Lorenzo. 
Catalogada como una imagen del siglo XVIII (Monumentos religiosos de la ciudad de Valladolid (Parte I) de Juan José Martín González y Jesús Urrea Fernández, pág. 84).
En la fiesta de San Lorenzo Mártir de 1908, las imágenes de la Patrona de Valladolid y San Lorenzo lucían ricas vestiduras de raso encarnado recamadas de oro (El Norte de Castilla, 11/08/1908).
En las Procesiones, como en la del Corpus Christi, así como en los primeros años del nuevo templo de San Lorenzo se presentaba en las andas de Nuestra Señora de San Lorenzo (Manuel de Miranda, h. 1726).

Antigua Imagen procesional de San Lorenzo Mártir.




Nuestra Señora del Carmen

En 1836, tras la exclaustración definitiva, la V.O.T. del Carmen que se encontraba establecida en el Convento del Carmen Calzado, a través de su tesorero Zacarías Ilera, trasladó su imagen titular (nos referimos a la Virgen del Carmen de Claudio Cortijo, 1797, que actualmente se venera en el retablo mayor de San Benito El Real) en primer lugar a la Parroquia de San Ildefonso, y de allí pasaría a la de San Lorenzo Mártir en 1848.
En 1893 se entrega la iglesia de San Benito el Real a los Carmelitas Descalzos y se traslada la imagen desde San Lorenzo a San Benito, a pesar de la oposición y pleito de los feligreses de San Lorenzo. Por Real Orden de 9 de Mayo de 1893 se entregó a la parroquia una imagen de la Virgen de la Merced (primer tercio del siglo XVIII), procedente del Museo Provincial de Bellas Artes, que fue convenientemente transformada en la Virgen del Carmen. De estas fechas será la imagen del Niño Jesús que porta la Virgen en sus brazos.

Nuestra Señora del Carmen (primer tercio del siglo XVIII), la imagen del Niño de ¿1893?
Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir
Valladolid


No hay comentarios:

Publicar un comentario