domingo, 29 de abril de 2012

Venerable Orden Tercera del Carmen (V.O.T. del Carmen), en San Benito El Real

Nuestra Señora del Carmen.
Claudio Cortijo, 1797.
Iglesia Conventual de San Benito El Real.
Valladolid


Indica María Antonia Fernández del Hoyo en su estudio “Patrimonio perdido, los conventos desaparecidos de Valladolid”, la fecha aproximada de aparición de esta Venerable Orden Tercera en Valladolid. Concretamente, al hablar de la capilla que poseían en la iglesia del Convento del Carmen Calzado, señala que es “la última del lado del Evangelio, cercana a la entrada del templo. La Tercera Orden se instituyo oficialmente en Valladolid en 1772 aunque ya desde antes existía de facto”. En 1780 ya cuentan con una imagen propia, de ella y sus andas aún hay partidas de gastos en 1782 según el libro de cuentas comenzado en 1772. Esta primera imagen sería sustituida en 1797 por la tallada por Claudio Cortijo (Valladolid, 27 de mayo de 1748 – † Valladolid, 10 de abril de 1813) y que actualmente se encuentra en el retablo mayor de la Iglesia Conventual de San Benito El Real.


Tras la exclaustración, la imagen fue llevada primero a la Parroquial de San Ildefonso, en 1836, donde permaneció hasta 1848, fecha en que fue trasladada a la Parroquial de San Lorenzo Mártir. Este último dato es de importancia para tratar en el futuro de la Procesión de Octava que se celebraba en la Parroquia de San Lorenzo, organizada durante este periodo por la V.O.T. hasta que se trasladó, ya a finales de siglo a la Conventual de San Benito El Real.


El 1 de octubre de 1821 la Cortes decretan la supresión del Monasterio de San Benito, orden ejecutada el 29 de enero de 1822, el convento se dedicó a cuartel y la iglesia a fuerte. Posteriormente fue cedida por el ramo de guerra al ayuntamiento, quien la destinó a parque municipal y talleres de carpintería y herrería. El 12 de julio de 1892 la V.O.T. calzada de Nuestra Señora del Carmen, establecida en la iglesia parroquial de San Lorenzo, la pidió al ayuntamiento para trasladar allí sus cultos, en la sesión de la corporación municipal de 30 de julio accedió a esta petición e hizo entrega solemne a la V.O.T el 2 de noviembre del mismo año. El día 7 del mismo mes comenzó obras de limpieza y rehabilitación abriéndose al culto el 15 de abril de 1893 consagrando el templo a la Santísima Virgen del Carmen (imagen que había sido traslada el 4 de marzo desde San Lorenzo).


Casimiro González García Valladolid en su “Recuerdos y Grandezas”, al tratar en el tomo II del Monasterio de San Benito El Real, muestra una descripción de la instalación canónica de la V.O.T. del Carmen en San Benito. Actos que tuvieron lugar los días 15 y 16 de abril de 1893 (págs. 487-490). De la misma, se trascribe a continuación, el momento en que se descubre la imagen presidiendo el retablo:

Al efecto el primero de aquellos días á las nueve de la mañana, el R. Sr. Lic. Don Anastasio Serrano Rubio, cura párroco de la Real de San Miguel y San Julian, Director espiritual de la citada Orden y Rector de dicha iglesia de San Benito, previamente autorizado por el Excmo. Sr. Don Antonio María de Cascajares y Azara, Arzobispo de esta Archidiócesis, que se dignó aceptar el título de Director espiritual honorario de la V. O. T. de Nuestra Señora del Carmen en Valladolid, reconcilió el templo con las preces de ritual y con la solemnidad y grandeza que imprime á todos sus actos nuestra sacrosanta religión .

Inmediatamente se celebró por el mismo señor la primera Misa rezada, disparándose al tiempo de alzar tres bombas reales, como así se hizo también al comenzar la reconciliación, para anunciar al pueblo el importante suceso que se realizaba
[…]”.


El mismo día, á las cinco y media de la tarde, con una concurrencia verdaderamente extraordinaria que llenó por completo las dilatadas naves del templo, á los majestuosos acordes de la Marcha Real, ejecutada por las bandas de música de los regimientos de infantería de Toledo y de Isabel II, y en medio del ansia y expectación general del pueblo, que esperaba impaciente instante tan sublime y conmovedor, se alzó el velo que cubría la veneranda imagen de la Reina del Carmelo, y apareció esta rodeada de luces, en lo más elevado del altar mayor y radiante de esplendor y de hermosura. […]”.



Ya al mes siguiente, el domingo 21 de mayo de 1893, hay anuncios en la prensa de celebración de cultos mensuales de la V.O.T. en San Benito, con procesión por el interior del templo.


En la Festividad de Nuestra Señora del Carmen, 16 de julio de 1893, tuvo lugar la primera procesión del Carmen de la V.O.T desde San Benito. A las seis de la tarde hubo exposición de S.D.M., Estación, Rosario y seguidamente salió la procesión con el recorrido: Malcocinado, Conde Ansurez, Guadamacileros, Damas, Rosario, Alonso Berruguete, Angustias, Cantarranas, Platerías, Especedería, Rinconada en dirección al templo. El anuncio de estos actos menciona que una vez llegado al templo se hará la Reserva y se cantará la Salve a Nuestra Señora.


El 2 de enero de 1897 regresan a la ciudad los PP Carmelitas Descalzos y toman posesión de la iglesia el día 5 del mismo mes.


A principios del siglo XX, la imagen de Nuestra Señora del Carmen fue sometida a un proceso de restauración en Valencia por el escultor José Romero Tena, saliendo ya restaurada en 1903.


Diversos regalos, fruto de la devoción que despertó esta advocación e imagen concreta, aparecen en las crónicas de la época. Así, en 1910, doña Ceferina Minguela, Priora de la Orden, doña Feliciana Linazasoro, subpriora, y doña Telesfora Valentín, camarera de la Virgen, donaron a la Orden Tercera una artística «gloria» que servía de trono a la imagen.


En la crónica de 1911 se menciona un nuevo regalo debido a las tres señoras citadas anteriormente: “la magnífica corona que lucía la Virgen del Carmen en la procesión, ha sido regalada por las señoras doña Feliciana Linazosoro, priora; doña Telesfora Valentín, subpriora y doña Ceferina Minguela” (Diario Regional, 17 de julio de 1911). Aunque unos días más tarde (19 de julio de 1911) aparece publicado en el mismo Diario, que la corona había sido regalo de doña Feliciana Linazosoro y doña Ceferina Minguela, y que en esta ocasión no era de doña Telesfora Valentín, de la que se destaca que en otras ocasiones había mostrado su generosidad.


La labor de Feliciana Linazosoro prosigue en los años sucesivos. Por ejemplo, en 1917, aparece reseñado: “El altar donde se halla colocada la imagen de la Madre del Carmelo, se halla adornado con profusión de flores y luces, demostrando el arte y gusto de las señoras doña Perfecta Martín y doña Feliciana Linazasoro, camareras de la Virgen”.


En aquel mismo año, la Imagen de Nuestra Señora del Carmen estrenaba unas nuevas andas adquiridas por la Orden Carmelitana de esta ciudad. Una descripción de las mencionadas andas aparece publicada en el Diario Regional del 1 de julio de 1917, “artísticas andas formadas por un templete de estilo ojival con cinco remates, el del medio más elevado que servirá para colocar a la Santísima Virgen, y los cuatro restantes para soportar cuatro magníficas alegorías formadas por ángeles, talladas en madera; dos de las cuales llevan en sus brazos almas que salen del purgatorio por la intercesión de Nuestra Señora mediante su santo escapulario, y formadas las otras dos, por ángeles también bellísimos, una de las cuales ostenta los atributos de realeza y poderío de la Reina del Carmen, y la otra en actitud de lanzarse a volar por el mundo, reparte escapularios redentores.
A los lados de las andas en magnificas cartelas se leen las promesas consoladoras «El que muera con mi escapulario no se condenara» (palabras de Nuestra Señora a San Simón Stock) y «Sacaré del purgatorio al que muera con mi escapulario, el sábado siguiente después de su muerte» (palabras de Nuestra Señora a S.S. Juan XXII).
Complementan la riquísima ornamentación cuatro artísticos y caprichosos aparatos metálicos de estilo gótico, debidamente dispuestos para llevar veinte potentes focos eléctricos que conviertan el trono de María Inmaculada del Carmen en refulgente ascua de oro que ilumine la mente e encienda en amores divinos el corazón del sus Terciarios y devotos
”.

Según dicho artículo “es la más acabada que posee Valladolid, capaz de dar fama de eximio artista, si no la tuviera ya conquistada a su autor el conocidísimo maestro de escultura religiosa, don Francisco Font, de Madrid”.


Respecto a estas andas o carroza, fue también utilizada por la Cofradía del Santo Sepulcro, establecida en la misma Iglesia Conventual, para portar la imagen de Nuestra Señora de la Alegría en la mañana del Domingo de Resurrección (se pueden ver fotografía en la web de la Cofradía del Santo Sepulcro y Santísimo Cristo del Consuelo). Además, en 1953, procesionó en ella la imagen de San Juan Bautista de la Salle, desde la S.I. Catedral de Valladolid hasta el Colegio de Nuestra Señora de Lourdes. En la actualidad se puede ver en Medina del Campo, en la que se ha portado tanto la imagen de María Milagrosa como la de Nuestra Señora del Carmen, de ambas se pueden encontrar videos y fotografías en internet).


Con el fin de conservar en mejores condiciones la imagen tallada por Claudio Cortijo, la V.O.T. del Carmen decidió contar con una nueva imagen procesional. El encargado de realizarla será el escultor Francisco Font i Pons. El contrato se formalizó en febrero de 1931, estando ya finalizada la imagen el 22 de junio de 1931, estrenándose en procesión del 16 de julio del mismo año. Desde 1932 y hasta 1937, la procesión se hizo cada 16 de julio con esta imagen por el interior de la iglesia. Cuando se reanudaron las procesiones, en 1938, salió la de Claudio Cortijo, como en los años sucesivos, si bien es cierto que en algunas ocasiones alternaba con la imagen de Font i Pons. Esta imagen de Francisco Font, que puede verse en la iglesia el día del Carmen (16 de julio) fue restaurada en 2010 por Andrés Álvarez Vicente (quien en 2006 restauró la imagen de Claudio Cortijo) y Víctor Alonso Fox. También se la pudo ver en la calle, en el altar que se instaló en la fachada de San Benito El Real, el día 3 de octubre de 2009, al paso de la Procesión Jubilar que se organizó con motivo de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de las Angustias.

Nuestra Señora del Carmen (Detalle).
Francisco Font i Pons e hijo, 1931.
Iglesia Conventual de San Benito El Real.
Valladolid.
Nuestra Señora del Carmen.
Francisco Font i Pons e hijo, 1931.
Iglesia Conventual de San Benito El Real.
Valladolid.




Cultos

En cuanto a cultos podemos destacar:

Cultos mensuales.- En ocasiones se han celebrado el tercer domingo de mes y en otras el 16 de cada mes.
Participación en la Procesión del Corpus Christi y otras procesiones generales. Además de las funciones que se organizaban en San Benito El Real.
Novena del Carmen.- El día 7 de julio al anochecer, como preparación al inicio del Novenario se cantaba solemne salve. La novena se desarrollaba del 8 al 16 de julio, terminando con la procesión.
Jubileo Carmelitano.- Desde el mediodía del día 15 de julio hasta la postura del sol del 16, Fiesta de Nuestra Señora del Carmen. Se conseguía visitando cualquiera de estas iglesias: San Benito, Santa Teresa, Carmelitas del Museo, Mantería y Campo Grande. Los requisitos eran confesión, comunión y dolor de sus pecados y orar por las intenciones del Romano Pontífice (condiciones de la Porciúncula). Esta indulgencia plenaria era aplicable también a los difuntos.
Procesión de Nuestra Señora del Carmen (16 de julio).- Desde 1893 a 1966 por las calles, luego, durante unos años, por el interior del templo.
Mes de Julio (consagrado a Nuestra Señora del Carmen).- Cultos por la mañana y tarde. Rosarios, Eucaristías, ejercicio del mes, exposición del Santísimo.
El día 31 de julio se celebraba la Fiesta de la Despedida a la Virgen del Carmen, como ejemplo, publicado en Diario Regional, 30 de julio de 1911. “Por la tarde á las seis y media, al descubrirse la imagen se cantará A vos Reina venimos. A continuación santo rosario, ejercicio del mes, sermón por el R.P. Gregorio de la V. del Carmen, salve y despedida.”
Novena de Ánimas.- En el mes de noviembre.


Durante algunos años tuvo parte activa en algunos actos con motivo de la celebración de la Romería de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros. Como ejemplo, se transcribe los de 1966, aunque se repite otros años: Diario Regional de 27 de mayo de 1966 (pág. 12) “la V.O.T. del Carmen y Cofradía del Carmen (San Benito) suplica a todos sus hermanos que asistan con escapulario a la iglesia de San Benito para rendir homenaje a la Santísima Virgen del Carmen (Extramuros) a su llegada en procesión solemne, a dicha iglesia, en la cual se cantará la salve en su honor, a las ocho de la noche de mañana sábado, día 28”.


Desde entonces, como en la actualidad, la V.O.T. del Carmen y Cofradía del Carmen siguen celebrando los cultos en honor de su Titular, con ejercicio del mes de julio, novena del 8 al 16 de julio y otra como función de Ánimas en el mes de noviembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario