lunes, 6 de mayo de 2013

Acto Mariano con motivo del Año de la Fe


Benedicto XVI, Pontífice Emérito, convocó a través de la Carta Apostólica Porta Fidei (La Puerta de la Fe) publicada el 11 de octubre de 2011, la celebración de un Año de la Fe que abarca desde el 11 de octubre de 2012 (fecha en que se cumple el 50º Aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II y el 20º Aniversario de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica) y concluye el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo.

A esta Carta Apostólica le siguió, el 14 de septiembre de 2012, fecha próxima al inicio del Año de la Fe, un Decreto de la Penitenciaria Apostólica, firmado por el cardenal Manuel Monteiro de Castro como Penitenciario Mayor y por Monseñor Krzysztof Nykiel como Regente, Decreto en que se enriquecen del don de Sagradas Indulgencias particulares ejercicios de piedad durante en Año de la Fe, en el cual se recogen los siguientes puntos:

Durante el Año de la fe entero, convocado desde el 11 de octubre de 2012 hasta todo el 24 de noviembre de 2013, podrán lucrar la Indulgencia plenaria de la pena temporal por los propios pecados impartida por la misericordia de Dios, aplicable en sufragio de las almas de los fieles difuntos, todos los fieles verdaderamente arrepentidos, que se hayan confesado debidamente, que hayan comulgado sacramentalmente y que oren según las intenciones del Sumo Pontífice:

a.- cada vez que participen en al menos tres momentos de predicación durante las Sagradas Misiones o al menos en tres lecciones sobre los Actos del Concilio Vaticano II y sobre los Artículos del Catecismo de la Iglesia católica en cualquier iglesia o lugar idóneo;

b.- cada vez que visiten en peregrinación una Basílica Papal, una catacumba cristiana, una Iglesia Catedral, un lugar sagrado designado por el Ordinario del lugar para el Año de la fe (por ejemplo las Basílicas Menores y los Santuarios dedicados a las Santísima Virgen María, a los Santos Apóstoles y a los Santos Patronos) y allí participen en alguna celebración sagrada o, al menos, se detengan en un tiempo de recogimiento con piadosas meditaciones, concluyendo con el rezo del Padre Nuestro, la Profesión de Fe en cualquier forma legítima, las invocaciones a la Santísima Virgen María y, según el caso, a los Santos Apóstoles o Patronos;

c.- cada vez que, en los días determinados por el Ordinario del lugar para el Año de la fe (por ejemplo en las solemnidades del Señor, de la Santísima Virgen María, en las fiestas de los Santos Apóstoles y Patronos, en la Cátedra de San Pedro), participen en cualquier lugar sagrado en una solemne celebración eucarística o en la liturgia de las horas, añadiendo la Profesión de Fe en cualquier forma legítima;

d.- un día libremente elegido, durante el Año de la fe, para la piadosa visita del baptisterio u otro lugar donde recibieron el sacramento del Bautismo, si renuevan las promesas bautismales en cualquier forma legítima.

Los obispos diocesanos o eparquiales y los que están equiparados a ellos por derecho, en los días oportunos de este tiempo, con ocasión de la principal celebración (por ejemplo, el 24 de noviembre de 2013, en la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, con la que concluirá el Año de la fe) podrán impartir la Bendición Papal con la Indulgencia plenaria, lucrable por parte de todos los fieles que reciban tal Bendición con devoción.

Estas celebraciones solemnes que tengan como protagonistas a los Patronos, en este caso de Valladolid, se va a escenificar en forma de procesión extraordinaria en la que la Patrona de Valladolid, Nuestra Señora de San Lorenzo llegará hasta la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador, lugar donde la tradición señala que fue bautizado San Pedro Regalado, Patrón de Valladolid y su Archidiócesis, en un día, el 12 de mayo, víspera de la fiesta de este santo franciscano en el que se estará celebrando la tradicional novena en su honor.

Después de distintos cambios en recorrido y horario, finalmente la imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo, con su Cofradía la Real y Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Rosario María Santísima de San Lorenzo partirá el día 12 de mayo de 2013, a las 20:30 horas de la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, que fue designado Templo Estacional en este Año de la Fe, lugar donde la Cofradía Penitencial del Santísimo Cristo Despojado, Cristo Camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura rinde culto a la Imagen del Santísimo Cristo de la Fe, designada Imagen Jubilar para el presente Año de la Fe.

Ante esta Imagen Jubilar, y en presencia de la Imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo, Patrona de Valladolid, se realizará un acto de Oración, dando comienzo a continuación la Procesión Extraordinaria en la que la Patrona irá por Plaza de San Andrés, Mantería, Plaza de España, Teresa Gil, San Felipe Neri hasta la Plaza del Salvador. Durante el recorrido se irá rezando los Misterios del Santo Rosario. Llegados a esta Plaza, ante la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador, se producirá el encuentro entre las Imágenes de los dos Patronos. La Imagen de San Pedro Regalado, según el artículo publicado en El Norte de Castilla de 2 de mayo de 2013 (pág. 10) será la que tallara Génaro Lázaro Gumiel, bendecida el 4 de mayo de 1956, que como vimos en una entrada en este mismo blog (ver enlace), se realizó con motivo de la celebración del V Centenario de la Muerte de San Pedro Regalado. En este mismo encuentro se efectuará la Renovación de las Promesas del Bautismo.

Terminado el Acto de la Parroquial del Santísimo Salvador, la Imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo continuará por Castelar, Regalado y Cascajares hasta la S.I. Catedral en cuyo interior se tendrá un momento de oración ante la Santísima Virgen y se finalizará con el canto de la Salve Popular

Acompañarán musicalmente la Procesión la Banda de Cornetas y Tambores “Sagrada Lanzada” de Valladolid y la Banda Municipal de Pedrajas de San Esteban.

Además de la importancia del acto desde el punto de vista espiritual o religioso, una manifestación de Fe, renovación de las Promesas del Bautismo, y el culto a María Santísima y los Santos, a través del Patrón, San Pedro Regalado, conviene resaltar que será una oportunidad interesante para ver en las calles de Valladolid, es decir en sus calles y a sus hijos y vecinos, a Nuestra Señora de San Lorenzo fuera de las fechas propias de su Fiesta el 8 de septiembre y, más aún, ver de nuevo en las calles, a la Cofradía de San Pedro Regalado y Nuestra Señora del Refugio, con su titular (también es preciso recordar que en los últimos años hemos podido ver una imagen de nuestro Patrón en las calles gracias a la Insigne Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno, en el altar que esta Cofradía levanta para la Solemnidad del Corpus Christi). Y, dicho sea de paso, no estaría nada mal que ese último tramo, desde el Santísimo Salvador a la Catedral, fueran en Procesión las dos Imágenes, más aún cuando al día siguiente se celebra la Fiesta de San Pedro Regalado. O bien, como otras opciones que fuera la Cofradía del Patrón y Clero del Salvador portando la reliquia de San Pedro Regalado, o ambas, reliquia e imagen. Ojalá, que esta salida sea el preludio de otras venideras, y que pronto nuestro Patrón, San Pedro Regalado, salga a las calles de su Valladolid en el día de su Fiesta.

Así, este Acto se convertirá en la tercera Procesión Extraordinaria celebrada en la ciudad de Valladolid con motivo del Año de la Fe, recordemos que las anteriores han sido el 30 de septiembre de 2012 con la celebración de la Eucaristía de Apertura del Año de la Fe en Valladolid (adelantado por la presencia de Mons. Ricardo Blázquez, Arzobispo de Valladolid, en el Sínodo de los Obispos XIII Asamblea General Ordinaria, celebrado en Roma del 7 al 28 de octubre de 2012 ) y posterior Procesión con la Imagen del Santísimo Cristo de la Fe desde la S.I. Catedral hasta la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol (templo estacional) y el acto “Meditaciones de la Pasión” que tuvo lugar en la Plaza Mayor de Valladolid el 23 de febrero de 2013, con la participación de las Cofradías y Hermandades Penitenciales portando distintas Imágenes y conjuntos que abarcaban los principales momentos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.



El día siguiente:

Con notable afluencia de pueblo fiel, devotos y también curiosos, ayer, a las 20:30 h., salía de San Andrés Apóstol la Imagen de María Santísima de San Lorenzo. Una de las “novedades” que más llamó la atención fue que la Imagen de la Patrona salió sin sus andas de plata (Manuel de Miranda, 1726) aquellas que adoptan la forma de baldaquino o templete en que procesiona habitualmente el 8 de septiembre, y más aún, que se la colocó el manto con el escudo de Valladolid que lució el 21 de octubre de 1917 con motivo de su Coronación Canónica. Novedad ésta última que no pasó desapercibida y fue acogida con agrado. Completaba el ajuar de la Virgen, la corona de la coronación canónica obra de Manuel Otero y Daniel Riopérez (1917), la medalla de la Ciudad, el bastón de Alcaldesa Perpetua y la pulsera-brazalete. En el frontal de su “paso” custodiado por dos ángeles figuraba la reliquia de San Lorenzo Mártir, titular de la Parroquia donde se rinde culto a la Patrona, y en las hornacinas las habituales efigies de San Lorenzo Mártir, San Pedro Regalado, San Simón de Rojas y San Francisco de La Parrilla.

Durante el recorrido desde la Parroquial de San Andrés hasta la Parroquial del Santísimo Salvador, se fue rezando y cantando los Misterios del Santo Rosario, junto con la interpretación de marchas procesionales por parte de la Banda de Cornetas y Tambores “Sagrada Lanzada” que abría el cortejo procesional y la Agrupación Musical de Pedrajas de San Esteban que iba tras el “paso” de Nuestra Señora.

En la Plaza del Salvador, ante la Parroquial de dicho nombre, se levantó un altar presidido por una de las Imágenes de San Pedro Regalado que se veneran en dicho templo, en este caso, una de pequeño tamaño, del siglo XVIII, es decir, no la que se mencionaba en el artículo de la prensa de 2 de mayo de 2013, que estaba presidiendo en el presbiterio los cultos de la Novena. Lugar preferente en el este efímero altar también ocupaba la reliquia de San Pedro Regalado. Una vez incensadas ambas Imágenes, tuvo lugar el acto de la renovación de las promesas del Bautismo, dirigido por el Arzobispo de Valladolid. Posteriormente la Procesión se reanudó hasta la S.I. Catedral donde se cantó la Salve a Nuestra Señora de San Lorenzo. De allí salió nuevamente la Imagen de la Patrona para dirigirse por Cascajares, Regalado, Constitución, Héroes del Alcázar, María de Molina, Plaza de Santa Ana, San Lorenzo y Pedro Niño hasta la Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir.

Como se ha dicho, una de las principales novedades ha sido la ausencia de las andas de plata del siglo XVIII y la recuperación del manto. Desde que en el año 1956, la Imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo fuera restaurada por el escultor Antonio Vaquero, no había vuelto a usar sus mantos, quedando reservados para otros usos o bien, algunos de ellos, expuestos en la sacristía de la Parroquial de San Lorenzo. Han sido 57 años los que la Imagen de la Patrona ha estado privada de ellos hasta este Acto Mariano, frente a los varios siglos que fueron complemento de la misma. A partir de ese momento se ha iniciado un debate de cómo podría salir la Virgen en su fiesta, planteándose como posibilidades: 1º como sale en la actualidad, en las andas de plata del siglo XVIII y sin manto. 2º como se la ha visto en este Acto Mariano extraordinario, sin andas y con manto y 3º con ambos elementos, es decir, con andas y manto. Ya que las dos primera opciones se han visto, podría probarse la tercera, ya que si bien es verdad que poner el manto a la Virgen ha sido un acierto, sería una pena que dejasen de salir sus andas procesionales, siendo demás, hoy por hoy las únicas que de estas características siguen manteniendo su función original en la ciudad de Valladolid. Otra posible opción podría ser la imagen de la Virgen con manto sobre una peana o trono de plata con ráfaga, al igual que el que tiene en su retablo en la Parroquial de San Lorenzo. Por otro lado, otro de los elementos que durante siglos acompañó a esta Imagen de la Virgen de San Lorenzo fue una media luna de plata a los pies, elemento que también podría recuperarse.


__________________________________

Los recorridos para este acto que se propusieron con anterioridad al definitivo fueron: en primer lugar, saliendo de la Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir, continuando por Pedro Niño, San Lorenzo, Plaza de Santa Ana, Zúñiga, Héroes del Alcázar, Constitución, Regalado, Castelar, Plaza del Salvador, hasta llegar a la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador. El regreso hasta la Parroquia de San Lorenzo se haría por el mismo recorrido en sentido inverso. El 3 de mayo de 2013 se publicaba la modificación, saliendo a las 20:00 h., recorriendo Pedro Niño, San Lorenzo, Plaza de Santa Ana, Zuñiga, Montero Calvo, Menéndez Pelayo, Constitución, Regalado, Teresa Gil, San Felipe Neri y Plaza del Salvador hasta la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador, donde sería recibida por la Cofradía de San Pedro Regalado y Nuestra Señora del Refugio, realizándose la renovación de las Promesas del Bautismo. Regreso por: Plaza del Salvador, Castelar, Regalado, Constitución, Héroes del Alcázar, Zuñiga, Plaza de Santa Ana, San Lorenzo y Pedro Niño hasta la Iglesia de San Lorenzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario