viernes, 22 de diciembre de 2017

PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO

El año 1976 vio nacer dos nuevas procesiones en la Semana Santa de Valladolid, la que pasará a denominarse de Paz y Reconciliación (ver entrada) y la que aquel año se llamó del Cristo Yacente (Carreño, pág. 27) que, organizada por la Cofradía del Santo Cristo del Perdón, salió a las 12 de la noche desde la Parroquia de Santa María Magdalena, portando a hombros una imagen de Cristo Yacente venerado en dicha parroquia, para dirigirse a la Parroquia de San Ignacio de Loyola, en el Barrio de Pajarillos. Aquel año, como era costumbre, no aparece esta nueva procesión en el programa oficial, pero al año siguiente -1977-, sí que aparece lo que informa de detalles sobre la misma: “A las doce de la noche, de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, partirá la procesión de ORACIÓN Y SACRIFICIO, en la que la Cofradía del Santo Cristo del Perdón, portando a hombros un CRISTO YACENTE, recorrerá las calles de Ramón y Cajal, Huelgas, Corpus Christi, San Quintín, Plaza de las Batallas, Covadonga, Santiago Rusiñol, Plaza de los Vadillos, Casasola y Villabáñez, hasta la Iglesia de San Ignacio de Loyola, donde se celebrará un breve acto litúrgico, regresando a su Iglesia Parroquial por Villabáñez, Casasola, Plaza de los Vadillos, Santiago Rusiñol, Renedo, Velardes y Colón”.

Se trata de una imagen de Cristo Yacente, de autor anónimo, datada en el primer decenio del siglo XVI, que se venera en la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena. En su origen, este Yacente, junto con el retablo del tipo Yacente-Dolorosa (obra de Pedro y Juan Correa, 1719), donde se venera, fueron realizados para la Cofradía del Santo Sepulcro del Hospital de la Resurrección. Se trata de un Cristo exento cuyo cuerpo –largo (170 cms), rígido y con abundantes heridas- está separado del sudario. En opinión de Martín González y Urrea Fernández, es el primer Cristo Yacente del arte vallisoletano y antecedente de Gregorio Fernández (CRISTOS YACENTES, catálogo de exposición).



En líneas generales, durante estos años 70 y los 80, la procesión no es que experimente grandes modificaciones, todo lo más incluir alguna modificación en el recorrido. Pero en el cambio de década, de los 80 a 90, se van introduciendo novedades significativas como la realización de un acto en la Chancillería. Así, aparece en el programa del año 1991: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las doce de la noche, desde la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, partirá la procesión de ORACIÓN Y SACRIFICIO, con la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón portando a hombros el «paso» «CRISTO YACENTE». RECORRIDO: Salida de la Iglesia de Santa María Magdalena, con el paso del Cristo Yacente portado a hombros, siguiendo por Ramón y Cajal, Chancillería (donde la Cofradía celebrará un acto penitencial) continuando por Real de Burgos, Alamillos, Pólvora, Luis Braille, Santiago Rusiñol, Plaza Vadillos, Casasola y Villabáñez hasta la Iglesia de San Ignacio de Loyola. Regresando por Villabáñez, Casasola, Plaza de los Vadillos, Santiago Rusiñol, Plaza de Luis Braille, Renedo, Cárcel y Colón, hasta la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena”. Será el último año con acto en la Parroquia de San Ignacio.

En 1992, el programa anunciaba nuevos cambios. Es un año de singular importancia en la historia de la Cofradía y se manifiesta en sus salidas procesionales y, de manera especial, en esta procesión. Así el programa recoge: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las once y media de la noche, partirá de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los «pasos» «SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN», «CRISTO YACENTE» portado a hombros y «NUESTRO PADRE JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS», acompañados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo-Comisaría del Santísimo Cristo del Perdón. RECORRIDO: Colón, Avenida de Ramón y Cajal y Chancillería, dónde se realizará un Acto Penitencial; continuando por Gondomar y Santa Clara hasta la Iglesia Parroquial del mismo nombre, donde se celebrará un nuevo Acto Penitencial; siguiendo por Santa Clara, Real de Burgos, Avenida de Ramón y Cajal y Colón, hasta la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena”. No obstante, la imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas (que entonces aún se encontraba en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros), finalmente no saldría en procesión aquel año.

Esos cambios se mantienen en 1993, año que marca otro hito histórico en esta Cofradía, pues será el último de su estancia en la Parroquia de Santa María Magdalena, así que será la última ocasión en que esta procesión salga de dicho templo parroquial y la última salida procesional del Cristo Yacente, por ello justifica recordar el programa de aquel año: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las once y media de la noche, partida de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los “pasos” “SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN”, “CRISTO YACENTE” portado a hombros, acompañados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. Recorrido: Colón, Avenida de Ramón y Cajal y Chancillería donde se realizará un Acto Penitencial; continuando por Gondomar y Santa Clara hasta la Iglesia Parroquial del mismo nombre, donde se celebrará un nuevo Acto Penitencial; siguiendo por Santa Clara, Real de Burgos, Avenida de Ramón y Cajal, y Colón, hasta la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena ”.

El 23 de octubre de 1993, la Cofradía traslada su sede desde la Magdalena hasta San Quirce, reflejado en una procesión extraordinaria portando las imágenes del Santísimo Cristo del Perdón y el Santo Cristo de las Cinco Llagas (éste último recogido en el Museo Nacional de Escultura). Esta recuperación de historia, patrimonio, etc., traerá nuevos cambios en esta procesión para el año 1994, como el templo de donde sale la procesión, hora de salida, lugar de acto penitencial (la Catedral), pasos que procesiona (en esta ocasión tres: N.P. Jesús Flagelado, Cristo del Perdón y Cristo de Las Cinco Llagas –única vez que salga en esta procesión-) y el modo de portarles, todos a hombros. Por lo que la procesión se anuncia como sigue: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las ocho de la noche, partirá de la Iglesia Conventual de San Quirce y Santa Julita, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los “pasos” “NUESTRO PADRE JESÚS FLAGELADO”, “SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN”, y “SANTO CRISTO DE LAS CINCO LLAGAS”, portados a hombros, acompañados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. RECORRIDO: Plaza de la Trinidad, Expósitos, Concepción, Plaza de San Miguel, San Antonio de Padua, Plaza de los Arces, Leopoldo Cano, Plaza de la Libertad, Plaza de Portugalete y Arribas, hasta la Santa Iglesia Catedral en cuyo interior se celebrará un Acto Penitencial. Reanudándose la Procesión por: Cascajares, Plaza de Cánovas del Castillo, Fuente Dorada, Plaza del Ochavo, Platerías, hasta la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz, donde se realizará un Acto de Homenaje a la Santísima Virgen. Continuando por Guadamacileros, Plaza de los Arces, San Antonio de Padua, Plaza de San Miguel, Concepción, Expósitos, Plaza de la Trinidad, hasta la Iglesia Conventual de San Quirce y Santa Julita”.

En 1995 ya no participa el Cristo de las Cinco Llagas que desde ese mismo año protagonizará su procesión titular en la jornada del Sábado de Pasión. La Cofradía sigue portando en la Procesión del Jueves Santo las imágenes de Nuestro Padre Jesús Flagelado y del Santísimo Cristo del Perdón. A finales de esa misma década, en 1999, la Cofradía edita por primera vez carteles anunciando la Procesión.

Llegados a 2001, el Santísimo Cristo del Perdón estrena unas nuevas andas (las actuales),  aquel Jueves Santo (12 de abril) realizadas en madera de caoba por Manuel Caballero Farfán sobre estructura metálica de Roberto Jiménez Mariano. Se completan con unas cartelas en plata obra de Juan Borrero Campos (Taller Orfebrería Triana) representando: Parte frontal, emblemas de la Cofradía, de la Orden Trinitaria y de la Orden Cisterciense; lateral derecho, cartelas dedicadas a los patronos de la Cofradía San Rafael Arnaiz Barón y  Cabeza de San Juan Bautista (reproduciendo la que se encuentra los pies del Cristo del Perdón) y Bautismo de Cristo basado en el tallado por Gregorio Fernández que se encuentra en el Museo Nacional Escultura; lateral izquierdo, cartelas con temas marianos, Anunciación de la Virgen (basada en un óleo del Museo del Prado), Retablo de la Iglesia de la Pasión (reproducción aproximada de cómo pudo aquel retablo mayor en cuya hornacina central se encontraba entronizada la imagen de la Santísima Virgen de la Pasión) y Coronación de la Santísima Virgen inspirada en un cuadro de Velázquez; finalmente, en la parte posterior, en relación con las de la parte frontal, aparecen algunas de las sedes donde ha tenido la Cofradía, fachada del Convento de la Trinidad Calzada, fachada de la Iglesia Penitencial de la Pasión y fachada de la Iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita.

Posteriormente se enriquecerá con un friso de plata, obra también de Juan Borrero, enmarcando la peana, regalo de un grupo de cofrades y devotos del Cristo del Perdón. En el frente de las andas porta un relicario, donación también de un grupo de cofrades, que ostenta en su interior una reliquia de San Rafael Arnaiz Barón, Co-Patrono de la Cofradía.

En el año 2010, la Cofradía acomete la restauración de otra de sus imágenes, el Santo Cristo del Calvario. En principio, su incorporación a la Procesión de Oración y Sacrificio estaba previsto para la Semana Santa de 2011, no obstante, la lluvia impidió su vuelta a las procesiones (anteriormente había estado en los pasos Elevación de la Cruz y Todo está Consumado), aunque se le pudo ver, en compañía de la imagen de Nuestra Señora de la Soledad (OFS La Santa Cruz Desnuda) presidiendo el Pregón de Semana Santa de aquel año en la S. I. Catedral. Estas dos imágenes suponían sendas novedades en las procesiones de Semana Santa de dicho año. Las mismas condiciones meteorológicas sufren en la Semana Santa de 2012 y 2013, con la consiguiente suspensión de procesiones. En ese último año, el 9 de febrero de 2013, recuperan la imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas, depositado durante décadas en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros y tras su restauración y una primera salida procesional en forma de traslado extraordinario desde la Catedral a San Quirce (28 de septiembre de 2013), estrenando una cruz realizada por el escultor sevillano Rafael Martín Hernández, se incorporará en 2014 a la Procesión de Oración y Sacrificio, siendo desde entonces (y en la actualidad) cuatro los pasos que acompaña la Cofradía en esta procesión: Nuestro Padre Jesús Flagelado, Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas, Santísimo Cristo del Perdón y Santo Cristo del Calvario (que por fin pudo salir en procesión).







Para concluir, se transcribe las características de su celebración en la actualidad conforme al programa oficial del año 2017:

PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO
A las ocho de la tarde, partirá de la Iglesia Conventual de San Quirce y Santa Julita, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los "pasos" "NUESTRO PADRE JESÚS FLAGELADO" (atribuido a Antonio Ribera o Francisco Diaz de Tudanca, h. 1650), "NUESTRO PADRE JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS" (Gregorio Fernández, 1614), "SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN" (Bernardo del Rincón, 1656), y "SANTO CRISTO DEL CALVARIO" (anónimo castellano, mitad S.XVII), alumbrados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. 
RECORRIDO: Plaza de la Trinidad, San Quirce, Expósitos, Concepción,  Plaza de San Miguel, San Antonio de Padua, Plaza de los Arces, Leopoldo Cano, Angustias, Plaza de la Libertad, Plaza del Portugalete, Catedral y Arribas hasta la Santa Iglesia Catedral en cuyo interior se celebrará un Acto Penitencial.
Reanudándose la Procesión por: Arribas, Catedral, Plaza del Portugalete, Plaza de la Libertad, Macías Picavea, Platerías, Guadamacileros, Plaza de los Arces, San Antonio de Padua, Plaza de San Miguel, Concepción, Expósitos, San Quirce y Plaza de la Trinidad, hasta la Iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita donde se dará por finalizada la Procesión.


Bibliografía:
SAN JOSÉ CARREÑO, José Luis: Semana Santa en Valladolid. 2004.

Hemeroteca:
El Norte de Castilla.

Programas de Semana Santa de Valladolid.