sábado, 8 de septiembre de 2012

Nuestra Señora de San Lorenzo, Patrona y Alcaldesa Perpetua de Valladolid

Nuestra Señora de San Lorenzo (Anónimo, segunda mitad siglo XIV)
Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir
Valladolid
  
Como en muchas otras advocaciones marianas, la Imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo, posee en su legendaria historia su culto antiguo, ocultación por temor a su profanación en tiempos de ocupación, la invención (hallazgo de la Imagen) por un pastor, reposición al culto, milagros e intervenciones sobrenaturales, etc., hasta llegar al reconocimiento oficial de su Patronato sobre la Ciudad de Valladolid y la distinción de su Coronación -podemos decir- Pontificia, al ser concedida por el Cabildo Vaticano (a quien por entonces correspondía otorgar la distinción de la coronación a una Imagen).

La leyenda sitúa el primer lugar de culto de esta imagen en Consuegra, localidad de la provincia de Toledo. Por temor a su profanación durante la ocupación musulmana, un sacerdote la trasladaría desde allí, hacia el año 1091, ocultándola en una cueva situada en la margen izquierda del río Pisuerga. En este paraje permanecería oculta hasta que fue descubierta por un pastor, cerca del año 1125. Curiosamente, la mayoría de los relatos de esta invención no hacen referencia a apariciones o visiones sobrenaturales.

Esta cueva parece que se localizaba cerca de la Puerta de los Aguadores, en la cerca de la por entonces villa de Valladolid. Y en esa misma Puerta fue colocada la Imagen, siendo conocida a partir de entonces como Nuestra Señora de los Aguadores.

Posteriormente, tras el derribo de esta puerta, parece que a mediados del siglo XIII (h. 1250), la imagen será trasladada a la ermita de San Llorente o San Lorenzo, recibiendo el nombre por el que se la conoce en la actualidad. En 1485, este templo, ya con categoría de parroquia, fue reedificado por el regidor D. Pedro Niño como agradecimiento a la Virgen por haber devuelto la vida a su hija. Se construyó un templo espacioso, de ladrillo y tapial, que constaba de dos naves, separadas por pilares que sostenían arcos apuntados. Torre adosada a la cabecera. El templo se completaría ya en el siglo XVII, con la construcción de la nave de la Epístola (terminada en 1607) y la portada a este mismo lado (1610) trazados ambos elementos por Diego de Praves; a finales de ese mismo siglo se sustituyen las bóvedas y cúpula y en 1719 se construye una nueva sacristía.

La imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo es una talla sedente de 0,94 m. de altura, datada en la segunda mitad del siglo XIV, escultura gótica que presenta la tipología de Virgen Theotokos (del griego, Madre de Dios o “la que dio a luz a Dios).
En la mano derecha presenta un fruto (añadido en la restauración de 1956), una manzana (María es la nueva Eva, ofreciendo el fruto de Salvación) y en su brazo izquierdo sostiene al Niño Jesús, quien en su mano izquierda porta un libro (Libro de la Vida, la Sagrada Escritura, el Evangelio, lo que el cristiano debe conocer para salvarse. Puede relacionarse también con el libro de los Siete Sellos, alusivo a la parusía o segunda venida apocalíptica) y la mano derecha la posa sobre un seno de María. La imagen de María presenta corona, como reina y rey (su Hijo) de toda la creación.

En cuanto a las distinciones y honores otorgados a la Imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo cabe citar:
  • Coronación Canónica Pontificia concedida el 25 de marzo de 1916 y llevada a cabo el 21 de octubre de 1917.
  • Proclamación oficial como Patrona de la Ciudad, aunque ya se la consideraba como Patrona desde 1637 (en esta misma década probablemente ya estaba entronizada en el retablo mayor de la parroquia, o había intención de hacerlo, ya que aparece como condición de un retablo para la capilla mayor que pensaba hacerse en 1634), no será reconocida oficialmente hasta el 23 de febrero de 1916.
  • Medalla de Diamantes de la Ciudad de Valladolid, el 8 de septiembre de 1950.
  • Alcaldesa Perpetua de la Ciudad de Valladolid, representado en la entrega del bastón de Alcaldesa que tuvo lugar el 8 de septiembre de 1963.
  • Patrona de la Policía Municipal de Valladolid.

Probablemente se comenzó a vestir con amplios ropajes en el siglo XVI (lo cierto es que, ya a finales del siglo XV o principios se tendría por costumbre que la imagen tuviera puesto cuanto menos un manto o una mantillita, como se puede deducir del relato del milagro a la hija de don Pedro Niño, que motivaría la construcción del templo), y así se presentaba hasta mediados del siglo XX, concretamente hasta 1956, año en que fue restaurada y se optó por mostrarla sin mantos.

Respecto a esta última práctica, la de revestir las imágenes, se puede ofrecer a la reflexión los motivos que llevaron a ello y sus consecuencias. Es aceptado que en el siglo XVI se prodiga esta práctica, como consecuencia de ello, en algunos casos hubo que hacer ciertas intervenciones en las imágenes para facilitar esta labor. En cuanto a las razones de esta costumbre, tal vez otro motivo, además de la piedad popular, que llevase a revestir estas imágenes medievales, fuese la adaptación de alguna medida a los gustos estéticos de la época, pues recordemos que en el Renacimiento, con la vuelta a los valores clásicos, se consideraba el arte medieval como un arte bárbaro e inferior.

Gracias a la obra Historia de la Virgen Santísima de San Lorenzo, escrita por David Sánchez del Caño, al tratar de la restauración de la Imagen (2ª parte, Capítulo I. Págs. 129-135), conocemos la colocación de las vestiduras de la Virgen de San Lorenzo “que por orden riguroso y de fuera a dentro, fueron las siguientes: 1ª. Una toca de encaje que cubría su cabeza. 2ª. El manto propiamente dicho. 3ª. Un delantal que cubría el frente de la imagen. 4ª. Una especie de maniñaque (la forma correcta es miriñaque) a base de tela fuerte y engomada, reforzada con fuertes alambres para dar al conjunto forma acampanada. 5ª. Una falda con abundantes encajes. 6ª. Una camisa bien amplia, y por último, una especie de refajo a base de algodones y cintas para que asentaran mejor las prendas antedichas”.

A sus pies se colocaba una media luna de plata, otro atributo que actualmente ha desparecido de su iconografía.

Mons. Antonio García, Arzobispo de Valladolid, quería presentarla sin mantos pero primero era necesario restaurar la imagen. Comienza a reunirse información pero el arzobispo muere repentinamente el 15 de mayo de 1953. Su sucesor, Mons. José García Goldáraz la ve también en privado sin mantos. En primavera de 1956 comienza su restauración llevada a cabo por el escultor vallisoletano Antonio Vaquero. Concluye en agosto del mismo año, siendo expuesta la Patrona el 30 de agosto de 1956 por primera vez sin mantos.

Esta restauración consistió en:
  • Sustituir la peana o pedestal de la imagen, deteriorada y roída por la carcoma.
  • Llenar y dar forma conveniente a la espalda de la imagen, “que por haber sido quizás imagen de retablo-altar se hallaba hueca en un principio y había sido toscamente tapada después con unas tablas atravesadas y sujetas al resto de la imagen con unos clavos de más de veinte centímetros”.
  • Se puso en su mano derecha la tradicional manzana, como en tantas imágenes de la Virgen.
  • Añadir un trozo de nariz que faltaba a la Virgen.
  • Arreglo de desollones y arañazos, debidos a poner y quitar mantos.


Entre 1967 y 1987 la Imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo recibió culto en el vecino Monasterio de San Joaquín y Santa Ana, debido al hundimiento y derribo del antiguo templo y la construcción del nuevo, salvo en las fechas de la Novena en que era trasladada a la S.I. Catedral.

Tras varias décadas sin salir en procesión, si acaso de manera extraordinaria como por ejemplo en el año 1992 con motivo de 75 Aniversario de la Coronación Canónica (Pontificia), Nuestra Señora de San Lorenzo volvió a salir en procesión el día de su fiesta en el año 2003.

Otra breve salida, no más allá del atrio de su templo, tuvo lugar en Cuaresma de 2008, dentro de los actos Cuaresmales organizados por la Parroquia en colaboración con la Hermandad de la Patrona. Para aquella ocasión, la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz y Nuestra Señora de los Dolores cedió algunos enseres para este acto, como las andas y faroles.

También de forma extraordinaria salió el 3 de octubre de 2009, con motivo de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de las Angustias.

Como una última curiosidad, existen varias copias de la imagen entronizadas en otros lugares de España. La primera de ellas, obra del escultor José Luis Núñez Solé (Zamora, 10/12/1927 – Valladolid, 23/12/1973), bendecida el 16 de abril de 1971, se encuentra en Sevilla, en la capilla de la Hermandad de Servitas, a la que en otra ocasión dedicaremos una entrada en el blog. Además en el Paso de Palio de Nuestra Señora de la Soledad de dicha Hermandad sevillana, figura un templete con una miniatura de Nuestra Señora de San Lorenzo, realizada por Manuel Ríos en 1983 en plata y marfil. Otra copia se encuentra en la localidad toledana de Consuegra (entronizada el 18 de junio de 2005, con el título de Santa María de Consuegra, con motivo del II Centenario de la apertura del la Ermita del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, de Consuegra; esta nueva réplica de la imagen fue realizada en Talleres Dorrego, de Arganda del Rey). Y una tercera, en el Santuario de Torreciudad (entronizada el 23 de abril de 2006).

Además hay que añadir: la copia que realizó Miguel Ángel Tapia Palomo en el año 2000, conservada en la Parroquia de San Lorenzo de Valladolid, y que se ha procesionado en Rosario de la Aurora (8 de septiembre de 2000 y 2 de septiembre de 2007) y actualmente preside la Ofrenda Floral en el atrio de la Parroquia. También una pequeña imagen de la Patrona aparece en el frontal de las andas del “paso” procesional “La Santa Cruz Desnuda” que la Cofradía de la Orden Franciscana Seglar – La Santa Cruz Desnuda porta en la Procesión de Nuestra Señora de la Amargura en la tarde-noche del Jueves Santo, es en recuerdo en que en aquellas andas realizó su primera salida procesional en este nueva etapa el 8 de septiembre de 2003. Finalmente, en los restos recuperados del Palacio de la Ribera, se entronizó una nueva réplica el día 10 de julio de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario