viernes, 15 de marzo de 2013

Procesión de Octava en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista


Esta parroquia de San Juan Bautista ha tenido una historia azarosa en cuanto a los diversos edificios que ha ocupado. En esta entrada no vamos a entrar en ello, sólo se proporcionará algunos datos relacionados con las noticias conseguidas en relación a la celebración de la Función de Octava, dejándose para otra ocasión el tratar sobre la historia de la parroquia.

Tras tener que abandonar su primer emplazamiento, la primitiva iglesia de San Juan Bautista, en 1841 se establece en la antigua iglesia de Belén.

A consecuencia de hallarse esta iglesia en estado ruinoso, el Ayuntamiento de Valladolid solicitó del Gobierno en el año 1841 la cesión de la del convento de religiosas bernardas de Belén pare erigir en ella la parroquial de San Juan Bautista, y obtenida tal cesión, así se hizo y fué derribada la anterior en 1842” (Valladolid recuerdos y grandezas, tomo II, pag. 525).

Conviene conocer la distribución de retablos e imágenes en esta iglesia para identificar las imágenes que participaban en la Procesión de Octava.

Su retablo mayor y los dos colaterales son corintios, formados por esbeltas columnas estriadas.
En aquel se ven, constituyendo su zócalo, dos cuadritos apaisados que representan el Bautismo de Jesús y San Juan en el desierto: en el primer cuerpo se hallan el Tabernáculo en el centro y sobre el la imágen del Santo Titular en talla de cuerpo entero, y en los intercolumnios los estátuas de los cuatro Santos Evangelistas, dentro todos de sus correspondientes hornacinas. Sigue la cornisa y sostenido en ella el segundo cuerpo formado por un Calvario con  figuras de talla de tamaño natural, en el centro y  bajo un ático; á los  lados dos  lienzos con la Adoración de los pastores y la Huida á Egipto, pinturas, así corno las del zócalo, de la escuela flamenca; sobre cada uno de aquellos  se levanta un gran escudo con las armas de los Duques de Medinaceli,  patronos que fueron de esta iglesia.
Los retablos colaterales están consagrados hoy á San José el del lado del evangelio, y  á la Virgen de las Mercedes el de la epístola, cuyas imágenes de talla ocupan el trono del primer cuerpo: el segundo está formado por un cuadrito, pinturas en lienzo, representando á San Antonio y á San Bernardo en el acto de recibir en sus brazos á Nuestro Señor Jesucristo, respectivamente.
En los lados del crucero hay otros dos retablos, dedicados al Santísimo Cristo de las Injurias, con San Miguel Arcángel y San Juan Bautista, efigies de ningún mérito, el de la izquierda; y  á Nuestra Señora de la Concepción y al Santísimo Cristo de las Batallas , el de enfrente.
En el cuerpo de la iglesia y por el orden que llevamos,  se encuentran un retablo dorado con las efigies de Santa Lucía y un sepulcro con la Dolorosa, en talla, escultura muy apreciable: otro retablo, en madera sin pintar, con el Santísimo Cristo de la Luz, de mediana escultura, y la estátua de San Benito Abad: enfrente otro retablo dorado con las imágenes de San Bernardo, San Ramón y San Pedro Nolasco, en cuyo altar estuvo antes la Virgen de las Mercedes que ocupa al presente el colateral de la epístola: y después otro cuarto retablo dorado con la Santísima Virgen del Carmen, en talla.
Bajo el coro alto, de moderna construcción, se halla la capilla bautismal, con su gran tarjetón de madera, representando en alto relieve de muy buena ejecución, el Bautismo de Jesús por San Juan”. (Recuerdos y grandezas, tomo II, págs. 527-528).

La Función y Procesión de Octava de San Juan Bautista se celebraba el 24 de junio, fecha en la Iglesia conmemora la Natividad del Precursor. Por la prensa local, se conocen datos de finales del siglo XIX. Así, por ejemplo, el 24 de junio de 1894, la procesión salió a las 17:30 y tuvo como recorrido: Merced, Don Sancho, Plaza de San Juan, Penitencia, Santa Lucía, Renedo, Velardes y Plaza del Duque. Acompañó en el cortejo un Piquete de Infantería con Cornetas y tambores y otro piquete de Caballería. Como en otras Octavas, hay constancia de la presencia de altares en el recorrido: Dos altares en Cervantes, uno en Tudela, uno en Santa Lucia, uno en la plaza San Juan, uno en la Merced (padres Jesuitas) y uno en la plaza del Duque. Las imágenes que salieron en aquella ocasión fueron: San Juan, San Isidro, San José, Virgen del Carmen y Virgen de las Mercedes.

San Juan Bautista y San Isidro Labrador
Iglesia Parroquial de San Juan Baustita
Valladolid

Al año siguiente también hay celebración de Octava, pocas semanas después de la cual se cierra el templo temporalmente para obras de restauración:
La iglesia parroquial de San Juan Bautista fue cerrada el día 10 de Agosto de 1895 para hacer en ella importantes obras de consolidación y abierta de nueva al culto, completamente restaurada, al año siguiente, durante cuyo tiempo se celebraron las funciones parroquiales en la iglesia conventual de Santa María la Real de Huelgas” (Recuerdos y grandezas, Tomo II, pág. 528).

Por este motivo, en 1896 la procesión salió desde el convento de las Huelgas Reales.

En 1897 ya sale de nuevo desde el templo parroquial (antigua iglesia conventual de Belén) continuando por Plaza del Duque, Cervantes, Don Sancho, Plaza de San Juan, Penitencia, Santa Lucía, Renedo, Huelgas, Velardes y Plaza del Duque.

En 1901 la Procesión recorrió las calles de costumbre y con referencias a altares en el recorrido. Este año se produce un incidente, los vecinos de la calle Verbena pretendían que la procesión regresará a pasar por dicha calle donde tenían colocado un altar. Un olvido de los organizadores de la procesión parece ser que fue la causa que la citada calle no fuera incluida en el itinerario. El señor Lebrero, alcalde del barrio y sacristán de dicha iglesia cedió un Santo para el altar de la calle Verbena, por lo que sabia de su colocación. Los vecinos no aceptaron esa excusa y tampoco que los guardias que abrían la procesión se equivocaran de recorrido. Como compensación se hizo otra procesión el domingo 30 de junio, pasando la procesión por la calle Verbena, llevando al Santo que estaba en el altar mayor de la iglesia.

En 24 de junio de 1904 se estrena un nuevo palio, realizado en Bilbao por encargo del párroco de la iglesia de San Juan Bautista, don Bartolomé Mostaza.

En 1908 (Diario Regional, 25 de junio de 1908) el recorrido fue: “Plaza del Museo, calles de la Merced, Don Sancho, Tudela, Cervantes, Don Sancho, entrando en la iglesia del Colegio de los Ingleses, San Juan, Penitencia, Santa Lucía, Verbena, Plazuela de San Juan, Velardes, Plaza del Duque, á entrar en la iglesia: terminada ésta (la procesión) se da la bendición y se hace la solemne Reserva”.
Las imágenes que procesionaron fueron: San Antonio, San Isidro, San José, San Juan, La Purísima, Nuestra Señora de las Mercedes, Nuestra Señora del Carmen y el Santísimo Sacramento, llevado en manos del señor Bartolomé M. Rodríguez, párroco de dicha iglesia, y bajo valioso palio cuyas varas sostenían los alumnos del Colegio de Ingleses, revestidos de roquete.

El recorrido no variará demasiado en los años siguientes. Las crónicas ofrecen algunos detalles sobre el cortejo, las imágenes que formaban dentro del mismo, con algunas variaciones y, en su caso, algunas novedades. Por ejemplo, en la crónica publicada en El Norte de Castilla de 25 de junio de 1910, dice que las imágenes que participaron fueron las de San Isidro, la Virgen de la Victoria, San Roque, San José, Nuestra Señora de las Mercedes, San Juan Bautista, Virgen del Carmen, que precedían al Santísimo Sacramento. Se puede apreciar que la mayoría son las habituales vistas hasta el momento, salvo las de la Virgen de la Victoria y la de San Roque.

En cuanto a novedades en la imaginería en la Procesión, en El Norte de Castilla de 25 de junio de 1912 aparece que “Figuraba en ella (la procesión) varias imágenes, incluso una nueva de Santa Bárbara, a la cual daba escolta una sección del sexto montado de Artillería al mando de un sargento”.

La presencia de esta imagen de Santa Bárbara se convierte en habitual durante los años siguientes, aumentando el número de soldados que la acompañaban, llegando hasta veinte (a partir de 1914 hasta 1916) y un sargento. 

Así las imágenes que forman la Procesión en estos años serán: San Isidro, San Antonio, Purísima, San José, Virgen de las Mercedes, Santa Bárbara, la Virgen del Carmen y San Juan Bautista, precediendo al Santísimo Sacramento llevado en custodia de tipo sol y bajo palio. No obstante, varía en relación con la publicada en El Norte de Castilla de 25 de junio de 1917: San Antonio, San Isidro, Virgen de las Candelas, San José, San Juan Bautista, Virgen del Carmen y cerrando el Santísimo bajo palio. Hubo altares en el recorrido de la procesión.

El 6 de junio de 1918, el Rvdo. Padre Paz, por delegación del obispo auxiliar bendijo la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que por entonces se colocó “en el altar izquierdo lateral” (Diario Regional, 07 de junio de 1918). Esta imagen, adquirida por suscripción de los fieles de la parroquia de San Juan Bautista y estuvo expuesta en el Comercio de Sobrinos de E. Miguel. Durante los días 7, 8 y 9 de junio tuvo cultos, rosarillo al Sagrado Corazón, triduo y sermón, reserva y cánticos. 8 de la mañana misa de comunión general y a las 19:30 exposición de S.D.M.

La procesión en el año 1923 se trasladó al domingo 1 de julio, ya que el día de San Juan (24 de junio) fue cuando se inauguró en monumento al Sagrado Corazón de Jesús en la torre de la Catedral. En la crónica del día 3 de julio, se mencionan imágenes y el Santísimo Sacramento.

El 24 de junio de 1924, por coincidir la fiesta de San Juan con el aniversario de la colocación de la estatua del Corazón de Jesús en la Catedral, se trasladó la procesión de San Juan al 29 de junio, realizando el recorrido: Merced, Don Sancho, Tudela, Plaza Circular, Cervantes, Don Sancho, Plaza de San Juan, Penitencia, Santa Lucía, Verbena, Velardes y plaza del Duque (Diario Regional, 25 de junio de 1924).

La parroquia permaneció en la Iglesia del antiguo convento de Belén desde 1841 a 1924, año en que se hundió esta iglesia, por lo que tuvo que trasladarse a la de San Esteban el Real.
Así en 1925 se hace en San Esteban, aplazada al domingo 28 para no coincidir con la del Corazón de Jesús. Procesión Sacramental con altares en las calles, y ya no se mencionan imágenes.
En 1926, la procesión de San Juan, al coincidir con el día de la procesión del Sagrado Corazón, se trasladó al domingo 27 de junio, el mismo recorrido que en 1924, salvo que al estar en San Esteban, desde la plaza del Duque seguía por Alonso Pesquera hasta San Esteban (Diario Regional, 24 de junio de 1926). Procesión sacramental, no se mencionan imágenes.

Con motivo de celebrarse el veinticinco aniversario de la consagración episcopal del arzobispo don Remigio Gandásegui, se inició una suscripción popular. El arzobispo rechazó cualquier homenaje personal y publicó una pastoral en la que manifestaba que el dinero recaudado se destinara para construir de nuevo la iglesia antigua de San Juan que se conocía popularmente con el nombre de San Juan caído.
A la suscripción acudieron más de 5.000 donantes y la primera piedra se colocó el día 16 de julio de 1930. Los planos fueron dados por el arquitecto Manuel Cuadrillero, dirigiendo las obras Julián Varona”. El templo fue inaugurado el 23 de junio de 1932. (Catalogo Monumental de la Provincia de Valladolid. Monumentos religiosos de Valladolid. 1ª parte. Pag. 75).

Tras el paréntesis de los años 30 y parte de los 40 del siglo XX, esta Procesión se recupera el 24 de junio de 1947, volviendo a salir la Procesión de San Juan Bautista por las calles San Bartolomé, Nicasio Pérez, Plaza de San Juan, Don Sancho, Cervantes, Plaza Circular, Industrias, Veinte Metros y Catorce Metros (El Norte de Castilla, 21 de junio de 1947). En la crónica publicada en el Diario Regional señala que “fueron siete las imágenes sacadas en triunfo acompañando a la del excelso Precursor del Mesías”. Participó la Banda de Cornetas y Tambores de las Escuelas de Cristo Rey.

La última crónica de la prensa encontrada hasta el momento en la que se menciona las imágenes que participaban en la procesión es de 1955 (Diario Regional, 25 de junio de 1955): la procesión salió a las ocho de la tarde por las calles San Juan, Plaza San Juan, Nicasio Pérez, Santa Lucía, Silió, Veinte Metros, Plaza Circular, Cervantes y Santa Lucía; y las imágenes fueron: San Antonio, la Inmaculada, Sagrado Corazón, Santa Teresa, Nuestra Señora de las Mercedes, San José, Virgen del Carmen, Santa Lucía y San Juan Bautista, acompañadas por sus respectivas cofradías y la Sacramental. La parte musical corrió a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores de las Escuelas de Cristo Rey. Se finalizó con la Salve a la Virgen. Probablemente, la mayor parte, por no decir todas las imágenes que se mencionan son las que actualmente se puede ver en la Iglesia.

El último año que se celebra procesión es en 1967, así que se transcribe el anuncio de los cultos de aquel año, publicados en el Diario Regional de los días 22 a 24 de junio de dicho año:

Cultos
Parroquia de San Juan Bautista. Del 22 al 24, triduo en honor de San Juan Bautista. Por la mañana, a las ocho, misa y triduo. Por la tarde, a las ocho, misa y triduo. Día 23, a las siete de la tarde, reparto de bolsas de comisa en los salones parroquiales a los pobres. Día 24, misas a las ocho y nueve de la mañana; a las diez y media, misa solemne, con homilía por el reverendo don Siro Criado Izquierdo, párroco de San Martín; después de esta misa quedará expuesto el Santísimo hasta los cultos de la tarde (Devoción de las Cuarenta Horas). Por la tarde, a las siete y cuarto, misa y triduo; a las ocho, procesión por las calles siguientes: Vicente Escudero, Veinte Metros, cruzar La Unión, Silió, Plaza de los Vadillos, Santiago Rusiñol, Santa Lucía, Nicasio Pérez, Plaza de San Juan y calle de San Juan. Se ruega a los vecinos de estas calles que pongan colgaduras en los balcones

En el Diario Regional de 22 de junio de 1968, se anuncian los cultos en San Juan Bautista por su titular, triduo del 22 al 24. El 24 misa a las 8, 9, 10:30 y exposición del Santísimo hasta los cultos de la tarde, a las 19:30 reserva y misa por Jesús Visa Hernando. “Se invita con el mayor interés a los miembros de la parroquia, de modo especial a la misa solemne, como destacado acto comunitario, ya que se suprime la procesión que se celebraba en años anteriores” (pág. 15), La parroquia obsequió con una comida a sus miembros más necesitados el día de la fiesta.


San Antonio de Padua
Encontramos una pequeña imagen de este Santo en el retablo de San José.

San Isidro
Siglo XVIII. Se venera en la capilla bajo el coro, lado del Evangelio.

San Roque (El Norte de Castilla, 25 de junio de 1910)
Como en el caso de Nuestra Señora de la Victoria, es la única ocasión en la que ha aparecido.

San José 
Una imagen del Patriarca con el Niño Jesús preside un retablo en el testero del crucero, lado del Evangelio.

Santa Bárbara
Como se ha visto, aparece por primera vez en 1912. Pudiera ser que esta nueva imagen de Santa Bárbara procediera de algún cuartel de artillería en el territorio parroquial o cercano al mismo, y de nuevo sería interesante conocer el origen de la imagen de esta Santa que se venera en la Iglesia-Oratorio de San Felipe Neri, Parroquia Castrense de la Plaza de Valladolid.

Santa Lucía
Segunda mitad del siglo XVI. Se venera en la capilla bajo el coro, lado del Evangelio.

Santa Teresa
Una imagen de esta Santa se venera en el retablo del Sagrado Corazón de Jesús (colateral de la Epístola).

Sagrado Corazón de Jesús
Preside el retablo colateral de la Epístola. Imagen moderna, podría ser la que se bendijo el 6 de junio de 1918.
Hay otra imagen de menor tamaño en el retablo contiguo, dedicado a Nuestra Señora del Carmen.

Purísima Concepción
Preside el retablo colateral del Evangelio. Imagen moderna, siguiendo el modelo de la Inmaculada Concepción de Bartolomé Estaban Murillo.

Nuestra Señora de la Victoria (El Norte de Castilla, 25 de junio de 1910)
Es la única ocasión en la que ha aparecido, no obstante junto con ella aparecen todas las imágenes marianas habituales de la procesión, aunque hay que tener presente que en la descripción de la iglesia en aquellas fechas se menciona también un sepulcro con una Dolorosa ¿podría tratarse de esta imagen? ¿Sería un error en la publicación en la prensa?¿Sería cedida por algún o alguna parroquiano/a?

Nuestra Señora de las Candelas (El Norte de Castilla de 25 de junio de 1917)
Cabe la posibilidad que se tratase de una errónea identificación de las imágenes ya que no menciona una que contaba con su propia Hermandad en la Parroquia y que habitualmente formaba parte en el cortejo procesional: Nuestra Señora de las Mercedes.

Nuestra Señora de las Mercedes
Contó con su propia Cofradía de Nuestra Señora de las Mercedes (1754). Tal vez esta Cofradía sea la que se menciona en algunas fuentes como gremial, formada por los guardas de puertas.
Imagen del siglo XVIII.
Según Catálogo Monumental (Monumentos Religiosos de la ciudad de Valladolid I), pág. 75, procedente del Convento de la Merced Calzada. Pero, por otro lado, González García Valladolid señala que: “La Virgen de las Mercedes, que se venera en el colateral de la Epístola, es la que estuvo sobre las derribadas puertas de Tudela, así como el retablo dorado que hay al pie del coro” (Casimiro González García Valladolid, Compendio histórico… Pág. 39).
Puerta de Tudela, situada en la actual Plaza Circular, fue demolida en 1873.

Nuestra Señora del Carmen y Nuestra Señora de las Mercedes
Iglesia Parroquial de San Juan Bautista
Valladolid

Nuestra Señora del Carmen
Titular de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen erigida el 27 de julio de 1763.
Imagen del siglo XVIII.
Se venera en el testero del crucero, lado de la Epístola.

San Juan Bautista
Hay dos imágenes de este Santo. Una del primer tercio del siglo XVIII que se encuentra en la embocadura del presbiterio y podría ser la que en algún periodo ocupase el retablo mayor del templo. Hay otra, cronológicamente anterior (primer tercio del siglo XVI), en la Capilla den Santo Cristo de las Injurias (Crucificado de la primera mitad del siglo XVII) que se abre en el lado del Evangelio, bajo el coro, a los pies del templo, que podría ser la imagen procesional del Santo y además de participar en la Procesión de Octava lo hacía también en la Procesión del Corpus Christi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario