lunes, 14 de octubre de 2013

Cofradía de Nuestra Señora del Rosario. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario (La Rubia)

"Nuestra Señora del Rosario " (h. 1917).
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario.
Cofradía de Nuestra Señora del Rosario.
Valladolid.

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, en el Barrio de La Rubia, es sede de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario. Esta Cofradía celebra todos los años, entre los meses de septiembre y octubre, solemnes cultos a su titular y Patrona del barrio, culminando el 7 de octubre con su procesión por distintas calles.

La historia de la Cofradía va necesariamente unida a la de este templo. Las primeras noticias provienen del mismo día de la bendición y colocación de la primera piedra del futuro templo, esta breve reseña aparecía en la portada de la prensa: “A las siete de la tarde en la Rubia, bendición de la primera piedra del templo que allí ha de construirse”. (El Norte de Castilla 10 de julio de 1915).

Los planos de este templo, edificio neogótico, fueron hechos por Modesto Coloma Palenzuela (Cevico de la Torre, Palencia, 24 de febrero de 1840 - Valladolid, 1925), sustituyendo otros dibujados por el arquitecto Jerónimo Arroyo (Palencia, 1871- Palencia, 26 de marzo de 1946).

Casimiro González García Valladolid aporta las primeras fechas principales de este templo. La bendición y colocación de la primera piedra tuvo lugar, como ya se ha visto, el 10 de julio de 1915. Tras año y medio de obras, tiempo empleado en su construcción, el templo se inauguró el 2 de junio de 1917.

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, en la Rubia. Se edificó por iniciativa de varias personas piadosas, poderosamente secundadas por el Excmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Valladolid, D. José María de Cos, y suscripción popular, en terreno cedido por los señores D. Anselmo León Aparicio y su esposa doña Saturnina Gallego López, colocándose la primera piedra el día 10 de Julio de 1915, y terminándose las obras en Diciembre de 1916. Es gótica, de una sola nave; fué autor de los planos, el maestro D. Modesto Coloma Palenzuela y contratista D. Nicasio García. El retablo mayor, gótico, los cuadros de los Sagrado Corazones y el púlpito, proceden de la iglesia parroquial de San Ildefonso. Se bendijo e inauguró solemnemente, el día 2 de Junio de 1917. (Casimiro González García Valladolid. Compendio...1922. Pág. 55).

Unos días antes de la bendición e inauguración del nuevo templo, El Norte de Castilla en su edición del 28 de mayo de 1917, anuncia la fecha de bendición (2 de junio), el nombre del templo (Nuestra Señora del Rosario) y los actos que se iban a celebrar aquellos días. Fueron actos que se pudieron llevar a cabo merced al esfuerzo de personas piadosas y de algunos vecinos de la barriada, dirigidos por el ecónomo de San Ildefonso, don Juan Julián Fernández.

Unos días después y como preludio a los actos de bendición e inauguración, se iban culminando los preparativos de los mismos, por ejemplo con la bendición y colocación de las campanas. El 1 de junio de 1917 se bendijo y colocó la segunda, con el nombre "Margarita" que fue donada por Nicasio García, constructor de la iglesia, su esposa y sus hijos. La primera campana, de nombre "Matilde", donada por don Anselmo León y familia, ya estaba colocada con anterioridad. Estas campanas tuvieron un papel importante la primera noche de cultos en la nueva iglesia, tras la llegada del Santísimo Sacramento, voltearon toda la noche en señal de jubilo.

La bendición del nuevo templo tuvo lugar el 2 de junio de 1917, a las siete de la tarde, oficiada por el Obispo auxiliar de la Archidiócesis D. Pedro Segura, asistido por el ecónomo y el clero parroquial de San Ildefonso. Esa misma jornada, a las nueve y media de la noche se trasladó procesionalmente el Santísimo Sacramento desde la Iglesia de la Sagrada Familia hasta el nuevo templo de Nuestra Señora del Rosario, acompañado de la Adoración Nocturna, Cofradías y Órdenes Religiosas. Ya en el templo, el Santísimo Sacramento permaneció expuesto toda la noche, siendo acompañado y adorado por socios de la Adoración Nocturna.

La primera misa en este templo se celebró a las cuatro de la madrugada del día 3 de junio de 1917. Ese mismo día a las ocho de la mañana hubo otra misa en la que recibieron la primera comunión muchos niños y niñas de aquel barrio. Y, a las diez y media, fue la misa mayor, presidida por el Obispo auxiliar, D. Pedro Segura, de pontifical, en la que también intervino la Capilla de la Catedral y el Orfeón Vasco. Por la tarde comenzó el triduo a la Virgen del Rosario, en el que "predicará el primer día don Santiago Estebanell, expárroco de la Bonanova y profesor de Lógica del colegio de Ciempozuolos; el segundo, el magistral de esta Santa Iglesia Metropolitana, don Germán González Oliveros, y el tercero, el padre agustino fray Diodoro Vaca".

En la crónica de los cultos y actos de bendición e inauguración publicada en El Norte de Castilla de 4 de junio de 1917, indica "el altar mayor se hallaba convertido en precioso vergel. Tantas eran las flores que adornaban el sencillo retablo y la hermosa imagen de Nuestra Señora del Pilar", es preciso hacer constar este error, ya que el templo dedicado a Nuestra Señora del Rosario, será lógico que lo presida en su retablo mayor una imagen de esta advocación.

Cuando se inauguró, en el ábside estaba el retablo que anteriormente existía en la capilla de Nuestra Señora de Lourdes de la Iglesia Parroquial de San Ildefonso. Se completaba con un fresco de Nuestra Señora del Rosario rodeada de ángeles, pintado por D. José Fernández de la Torre, autor de las 16 vidrieras laterales.

Una fotografía que parece datar de los años 50, ayuda a hacerse una idea del presbiterio de esta iglesia antes de la reforma de 1967. En el testero aparece una pintura que parece representar a la Virgen del Rosario en gloria, rodeada de ángeles. Bajo esta pintura, aparece el que durante décadas fue el retablo mayor de la iglesia. Se trata de un retablo neogótico, en el que sobre las gradas aparecen tres hornacinas que constituyen el cuerpo principal; la hornacina central  (aproximadamente el doble que cada una de las laterales) que en el momento de tomar esta fotografía está tapada por un telón y se presenta una imagen de Nuestra Señora de Lourdes, y en las laterales las imágenes de San Joaquín (una imagen de este Santo se bendijo en esta iglesia el 18 de agosto de 1918, la que aparece en la fotografía podría ser ésta misma) y San José con el Niño en brazos. A los lados del retablo, ya fuera del mismo, en sendos pedestales figuran las esculturas del Sagrado Corazón de Jesús (no el que se venera actualmente en la iglesia) y el Inmaculado Corazón de María. El conjunto se completa con dos ángeles arrodillados, en actitud adoradora.
Es posible que esta fotografía esté tomada con motivo de una celebración especial, por el exorno floral las banderas que se muestran en el retablo, y que la presencia de la imagen de Nuestra Señora de Lourdes fuera casual siendo más lógico que, aunque ya estuviera en pintura, el retablo mayor estuviera presidido por la imagen de la titular del templo.
Hay que recordar que un retablo neogótico se trasladó de San Ildefonso a esta iglesia del Rosario en tiempo de su bendición e inauguración. Curiosamente, en la capilla de la Virgen de Lourdes en San Ildefonso, antes de la construcción de la gruta, la Virgen de Lourdes se presentaba en un retablo neogótico.

Dos años más tarde ya se mencionan cultos a otras imágenes en esta iglesia. Así, los días 20, 21 y 22 de julio de 1919 la prensa anuncia la celebración de un Triduo a la Virgen del Carmen.

"Nuestra Señora del Rosario " (h. 1917).
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario.
Cofradía de Nuestra Señora del Rosario.
Valladolid.

El 27 de noviembre de 1921 se produce la solemne inauguración de los altares del Santísimo Cristo Agonizante, Nuestra Señora de Lourdes y Nuestra Señora de la Merced.

"Con posterioridad se han colocado en los lienzos laterales dos sencillos retablitos góticos con las imágenes de Jesús Crucificado y de Nuestra Señora de Lourdes, esculturas modernas, como las de la Virgen del Rosario, Nuestra Señora del Carmen, San Antonio, San José y Sagrado Corazón de Jesús, que figuran en el altar mayor; y además otro retablo pequeño, antiguo, con una imagen en talla de la Virgen de las Mercedes, procedente de la Academia de Caballería". (Casimiro González García Valladolid. Compendio...1922. Pág. 55). Hay que tener presente sobre el antiguo edificio de la Academia de Caballería: El edificio fué destruído por un incendio la noche del 25 al 26 de Octubre de 1915, y derribado todo, excepto el picadero, en el 1917. (Casimiro González García Valladolid. Compendio...1922. Pág. 83).

En cuanto a esta imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, María Antonia Fernández del Hoyo, (Patrimonio Perdido...) la identifica como procedente del Convento de San José de Mercedarios Descalzos:
Coro
Presidiendo el coro, seguramente colocada en la sillería, hubo una escultura de la Virgen de las Mercedes, de menor tamaño que la otra imagen de esta misma advocación que existió en el templo, y que tal vez pueda identificarse con la que pasó a la capilla de la Academia de Caballería y que después del incendio que sufrió este edificio en 1915 se trasladó a la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario, en donde actualmente se conserva. (pág. 582). La fotografía de esta imagen está en las pág. 573. 

El año 1922 trae un acontecimiento importante en la existencia de este templo, aún no parroquia: el 15 de octubre de 1922, "Celébrase solemnemente por primera vez la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, en su iglesia titular del barrio de La Rubia" (Casimiro González García Valladolid. Compendio..., 1922. Pág. 345).


"Nuestra Señora del Rosario " (h. 1917).
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario.
Cofradía de Nuestra Señora del Rosario.
Valladolid.

Es curioso que en este anuncio no se mencione Cofradía en ese templo, puede que ya hubiera intención de crearla o que estuviera naciendo en esas fechas, como podría intuirse de la invitación a los hermanos de Nuestra Señora del Rosario, de San Pablo. En cualquier caso, en 1923 ya existe la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario. En la segunda quincena del mes de agosto de ese año, siendo rector de la iglesia D. Rufino Núñez, aparece publicado que se van a celebrar fiestas en honor de Nuestra Señora del Rosario. Estas fiestas tuvieron lugar los días 8 y 9 de septiembre de 1923. El último día, domingo 9 de septiembre, a las 15:30 h., de la tarde el arzobispo bendijo una pila bautismal en aquella iglesia. Aunque se bendijera la pila bautismal, este templo no será elevado a Parroquia hasta el 18 de julio de 1936.

Estandarte de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario (Barrio La Rubia, Valladolid)
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario.
Valladolid.

Durante las décadas siguientes, sigue habiendo referencias a la Novena en honor a Nuestra Señora del Rosario, celebrada entre el 29 de septiembre y el 7 de octubre. Este día, el 7 de octubre, fiesta de Nuestra Señora del Rosario había Jubileo de las Cuarenta Horas. Lo curioso es que, al menos en la prensa, no hay referencias a celebración de procesión con la imagen de Nuestra Señora del Rosario. Al día siguiente, el 8 de octubre, se celebraba, como en la actualidad, una misa exequial o de réquiem por los cofrades fallecidos.

En 1967 se reforma el presbiterio, eliminando el antiguo retablo neogótico, figurando sólo el Crucificado, el Sagrario y la imagen de Nuestra Señora del Rosario.

En los años siguientes no hay mención a procesión de la Virgen del Rosario, los cultos siguen consistiendo en Novena (del 29 de septiembre al 7 de octubre), fiesta principal de Nuestra Señora del Rosario, el 7 de octubre (con misa vespertina concelebrada, a las 8 de la tarde) y al día siguiente, la misa por los cofrades fallecidos.

En la festividad de Nuestra Señora del Rosario, 7 de octubre de 1973, tuvo lugar la inauguración de los locales parroquiales en la Rubia.

Uno de los anuncios de cultos más completos de aquellos años es el de 1977: Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, novena en honor de su titular la Virgen del Rosario, del 29 de septiembre a 7 de octubre de 1977. Todos los días del novenario a las 8 de la tarde santa Misa con homilía centrada en los Misterios del Rosario.
Presidirán la celebración:
Misterios de Gozo: P. Roberto García, O.P.
Misterios de Dolor: P. Gumersindo G. Mendoza, O.P.
Misterios de Gloria: Santiago G. Cobreces, O.P.
Todos del Colegio de PP. Dominicos de Arca Real.

En 1992 se instaló el actual retablo mayor que se encontraba en el Museo Diocesano de Valladolid. En su origen, este retablo procede de Berceruelo (Valladolid), realizado hacia 1570. El ensamblaje es obra de Mateo Lancrín y de Cobos de Flandes; la imaginería de Manuel Álvarez y Juan Ortiz Fernández y las pinturas de Luis de Villoldo y Gabriel Vázquez de Barreda. Estaba presidido por una imagen de San Juan Bautista, obra de Juan Ortiz Fernández, que aún se venera en Berceruelo, en la nueva iglesia parroquial. En el banco aparecen San Mateo Evangelista, Epifanía, San Marcos Evangelista, Fe, Sagrario, Santa Mártir, San Lucas Evangelista, Oración del Huerto y San Juan Evangelista. En el primer cuerpo, Bautismo de Jesús, Virgen con el Niño ( no es original de este retablo que, como se ha dicho, estaba presidido por la escultura de San Juan Bautista) y Martirio de San Juan Bautista. En el segundo cuerpo, Asunción de la Virgen, Llanto por Cristo muerto y Coronación de la Virgen. Finalmente, en el remate: San Francisco de Asís, Calvario y San Jerónimo.

La fecha del 7 de octubre de 2002, pasa a la historia de la Cofradía como el momento en que vuelve a salir a las calles la procesión de Nuestra Señora del Rosario, según las crónicas, después de casi cuarenta años sin hacerlo. En aquella ocasión la Eucaristía Solemne y Procesión estuvo presidida por Mons. Braulio Rodríguez Plaza, por entonces arzobispo de Valladolid, acompañado por otras Autoridades como D. Ramiro Ruíz Medrano, por entonces Presidente de la Excelentísima Diputación de Valladolid y por D. Francisco Javier León de la Riva, Alcalde de Valladolid.

Desde entonces hasta la actualidad se han producido cambios en esta iglesia parroquial: en el lugar que hoy ocupa la imagen del Sagrado Corazón de Jesús recibía culto un Cristo Crucificado (tal vez ese Cristo agonizante de 1921); en los muros se han colocado cuadros alusivos a la vida de María, Anunciación y Visitación en el lado del Evangelio, y  Pentecostés (junto con el cuadro conmemorativo del 75 aniversario como parroquia) en el lado de Epístola. No obstante, hemos visto a lo largo de esta entrada la presencia de otras imágenes que sería interesante que volvieran a recibir culto.

El 7 de octubre de 2011 estrena en la procesión un nuevo estandarte con la efigie de Nuestra Señora del Rosario, conmemorativo del 75 aniversario de la erección como parroquia, que finalizó ese mismo día. Había comenzado 7 de octubre de 2010 con el despliegue de una pancarta de esta efeméride en presencia del arzobispo de Valladolid D. Ricardo Blázquez Pérez. Los siguientes vídeos proceden del canal de Youtube de la Archidiócesis de Valladolid corresponden a estas celebraciones del 75 aniversario.




El día de Nuestra Señora del Rosario, esta imagen, antes de salir en procesión, recibe el homenaje de sus vecinos, con ofrenda de flores tanto por parte de la Policía Local como por peñas del barrio.

Como particularidad, este año 2013, ante la situación actual, hubo una campaña de recogida de alimentos y dinero para paliar en alguna medida las necesidades de quienes lo necesitaran y, en la carroza de la Virgen el exorno estaba compuesto por flores y algunas de estos bienes recogidos.


Bibliografía:

GONZÁLEZ GARCÍA-VALLADOLID, Casimiro: Compendio histórico-descriptivo y guía general de Valladolid. (1922).

FÉRNANDEZ DEL HOYO, María Antonia: Patrimonio perdido. Conventos desaparecidos de Valladolid. Ayuntamiento de Valladolid. 1998.

PARRADO DEL OLMO, Jesús María: “El antiguo Retablo Mayor de Berceruelo (Valladolid). Consideraciones sobre su traza y la problemática de su pintura”, en Estudios de Arte, Homenaje al Profesor Martín González, Valladolid, 1995, pp. 533-542.

No hay comentarios:

Publicar un comentario